Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Desautorización de su propia policía

En junio de 2011 los indignados catalanes protestaban contra Artur Más ante el Parlament por los recortes, y el president legitimó el uso de la fuerza policial para garantizar el normal funcionamiento de la sede del Govern

Va todo tan deprisa que perdemos la memoria inmediata. Pero han pasado solo ocho años desde que Artur Mas tuvo que llegar al Parlament en el helicóptero de los Mossos porque las protestas contra sus recortes sociales, fue el mejor alumno de la austeridad a ultranza que imponía Bruselas, le impedía acceder a la sede del Govern. Los indignados denunciaban los recortes en Sanidad, en Educación, la subida de las tasas universitarias, y Artur Mas hablaba de la violencia que se vivió aquel día en la calle y se refería a ella incluso como Kale borroka.

Era junio del 2011 y los indignados catalanes protestaban contra él. Antes de que el episodio se produjera, el entonces president de la Generalitat ya anunciaba de forma preventiva el uso legítimo de la fuerza.

Los recortes se quedaron, pero Mas se puso al frente de la ola identitaria y esa ola lo inundó todo. Lo recibían con aplausos donde antes le gritaban. Hoy la Generalitat ha iniciado lo que ella misma califica como la mayor auditoria a los Mossos por su actuación para contener o evitar los episodios violentos que durante una semana asolaron el centro de Barcelona. Suma y sigue en la desautorización de su propia policía.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?