Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El federalismo como termómetro

El acelerón enloquecido del independentismo catalán ha producido que la idea federalista ha pasado al lado oscuro con su muletilla maligna: la plurinacionalidad

VÍDEO: Pablo Palacios

A instancias del PSC, el PSOE recuperó este miércoles el término federalismo. Ese enésimo vaivén socialista en la materia puede servirnos como termómetro para medir el importantísimo cambio experimentado por la temperatura política española en los últimos años. Cuando el 6 de julio de 2013 el PSOE lo incluyó en su declaración de Granada, era una formulación que, gustaba o no, pero que no resultaba sospechosa de amenazar la unidad del país. Hoy, el acelerón enloquecido del independentismo catalán está produciendo un rebote pendular de signo contrario, hasta el punto de que la idea federalista ha pasado al lado oscuro con su muletilla maligna: la plurinacionalidad. Esa declaración de Granada del año 2013 que el PSOE reafirma después de mil volteretas y crisis familiares, es vista ahora como imprudencia o, por algunos, como prueba de cargo antipatriótica. Por si a alguien le sirve de algo, recuerdo cómo se titulaba dicha declaración: Un nuevo pacto territorial, la España de todos.

Y a fin de medir el cambio de la atmósfera política en estos 6 años, repaso algo de su contenido. Apuntaba que era preciso actuar contra el inmovilismo para neutralizar dos tentaciones que ya estaban en órbita y que entonces se consideran obstáculos para profundizar en el Estado de las Autonomías: el centralismo y el secesionismo, y para abrir el camino a una reforma de la Constitución.

Hoy, aludir a la profundización del Estado de las Autonomías es insensato; presentar el centralismo como algo indeseable, blasfemo; referirse a la España plural, herético, y hablar de la reforma constitucional, una marcianada. Ya ven, y solo han pasado 6 años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?