Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Teresa Ribera desvela que IFEMA es el lugar elegido para la Cumbre del Clima

La ministra de Transición ecológica desvela en la SER que IFEMA es el lugar elegido para la Cumbre del Clima

Teresa Ribera asegura que todavía no ha podido hablar con Isabel Díaz Ayuso, pero si con el alcalde Almeida

La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera. / ()

Este viernes, Naciones Unidas ha confirmado que España será la sede de la Cumbre del Clima que Chile renunció a organizar debido a las protestas sociales contra el gobierno de Piñera. Pese a que Chile mantiene la presidencia, Teresa Ribera ha desvelado en la Cadena SER que IFEMA es el recinto elegido en Madrid para albergar este evento que se celebrará entre el 2 y el 13 de diciembre. También ha confirmado que ya ha hablado con el alcalde Almeida y que espera hacerlo con la presidenta Díaz Ayuso para una perfecta coordinación a todos los niveles.

¿Cuándo ha conocido el Gobierno que Madrid va a ser la sede de la cumbre del Clima de la ONU?

Ha sido todo muy rápido. El miércoles, cuando Piñera hizo el anuncio, estuvimos hablando el presidente y yo sobre qué significaba todo esto. Tuvimos una conversación sobre la incidencia política en un momento clave en el que Trump había anunciado la denuncia del acuerdo de París y en un momento fundamental donde la calle está llena de gente pidiendo acción climática no podíamos permitir que se rompiera una cita tan importante.

¿Cómo ha sido la gestión?

Sánchez llamó a Piñera y le ofreció todo el apoyo de España. Primero expresar la solidaridad con todo el pueblo chileno, entendiendo perfectamente que la agenda social y la preocupación de la calle es su prioridad, pero que la continuación con total normalidad de este compromiso también era importante y que por tanto estábamos a su disposición incluida la posibilidad de ser la capital de Chile por unos días. Que España fuera la referencia, la casa donde Chile pudiera ejercer su presidencia. Piñera lo agradeció mucho, confirmamos con Naciones Unidas que se pudiese hacer esta propuesta y, a partir de ahí, hoy ha habido una reunión larga de la mesa de gobierno de la convención que ha evaluado pros, contra y otras alternativas y han llegado a la conclusión de que era una muy buena opción. Nos sentimos muy orgullosos de poder contribuir a salvar esta situación que era difícil y muy triste.

¿Se espera que acudan mandatarios internacionales?

Estamos en el torbellino de poner los primeros pasos a toda velocidad. Nosotros contactamos rápidamente con IFEMA, yo misma hablé con el director, para comprobar la disponibilidad para poder hacerlo dado que se trata de una conferencia de gran envergadura, se necesitan unas dimensiones importantes.

¿Nos confirma que va a ser en IFEMA?

Sí, va a ser en IFEMA. Y a partir de ahí hay que trabajar en la configuración del equipo que desde el Gobierno trabajará con el equipo de Chile y con la secretaría de la convención para poder hacer las cosas rápidamente. También llamé al alcalde de Madrid rápidamente y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, con la que no he logrado hablar, porque es fundamental que tanto el ayuntamiento como la comunidad trabajen codo con codo con nosotros para que todo sea un éxito. Tenemos que trabajar de manera fluida.

Me dice que ha llamado a la presidenta Díaz Ayuso y que no ha conseguido hablar con ella.

Todavía no. Estaba en una reunión y no podía hablar. Pero estoy segura que no tiene ningún problema.

Ella públicamente ya ha celebrado la convención, lo que me extraña es que no haya hablado con usted siendo la máxima responsable.

Estará muy ocupada, pero seguro que el lunes se incorpora con normalidad a la comisión. El lunes vendrán el ayuntamiento y la comunidad.

Hemos escuchado al alcalde Almeida feliz de acoger la convención, el mismo alcalde que cuando llego al poder, tomó como primera decisión cargarse Madrid Central. ¿Qué le sugiere?

Yo creo que es una buena cosa para Madrid, para el conjunto de la sociedad española, y que es buena cosa que Almeida esté contento de que Madrid sea la capital del clima durante unos días. Entiendo que ayudará a poner de manifiesto hasta que punto calidad del aire, tema de combustibles fósiles, sobre todo automoción, y problemas de salud pública están asociados. Me parece que hay margen para mejorar el esfuerzo de Madrid en este campo que no tiene tanto que ver con el clima como con el cumplimiento de las directivas de calidad del aire en un supuesto en el que la CE tiene avanzado un expediente de infracción frente a España por el incumplimiento de ciudades como Madrid.

¿Esta va a ser la última de estas cumbres en la que participe Estados Unidos? ¿Estará en las negociaciones?

Van a estar dentro de las negociaciones porque en la misma cita se celebran las reuniones de las partes de tres tratados internacionales: la Convención Marco de Naciones Unidas del Cambio Climático, el Protocolo de Kyoto y el Acuerdo de París. Lo que Trump ha dicho es que va a denunciar la pertenencia de Estados Unidos al Acuerdo de París. Ha dicho que lo hará el lunes. Aún no sabemos si lo hará o no, pero, si lo ha anunciado, probablemente sea así. Pero sí, habrá una delegación de Estados Unidos porque no vana dejar d ser parte de la convención, por lo menos que sepamos.

 ¿Qué coste económico tiene organizar una cumbre así?

Esa es una de las cosas que estamos viendo. Lo estamos viendo también con Chile para saber qué es lo que ellos tenían y que podemos aprovechar. Hemos recibido muestras de interés y solidaridad muy importante de otros gobiernos y empresas que quieren hacer una contribución a fondo perdido; pero estamos aún definiendo todo esto con las especificaciones que requiere Naciones Unidas para poder organizar bien la distribución de espacios.

¿Cuántas personas calcula el Gobierno que pueden venir a España para esta cumbre?

Normalmente son conferencias que, además de la negociación, tienen un componente de feria y de participación de la sociedad civil. Así que se mueven entre las 10.000 y las 20.000 personas. No sabemos qué efecto va a tener el cambio de sede en el último minuto. Hemos pedido comprensión porque tenemos que ver qué margen tenemos para activar todo esto.

Claro, ministra, porque ¿dónde meter a 20.000 personas coincidiendo, además, con el puente de diciembre?

Hemos advertido de que, aunque Madrid tiene una gran capacidad hotelera, y no solo la ciudad de Madrid sino su área metropolitana y una buena comunicación del Recinto Ferial Juan Carlos I que permite trabajar con otras ciudades del entorno, hay muy poco margen para que haya tantas plazas disponibles. Pero es posible que así sea. Tenemos que trabajar también con los responsables de turismo y con las asociaciones de turismo. Hemos enviado una señal de cautela, de que no cabemos cuántas plazas habrá disponibles, todo el mundo ha entendido que eso es así. Iremos despejando todas estas cuestiones prácticas en los próximos días.

No me diga que va a meter a los negociadores climáticos en un Airbnb…

(Ríe) No, yo no le digo nada porque los negociadores climáticos están acostumbrados a buscar ellos mismos su propio alojamiento. A veces van a hoteles y a veces a casas de colegas u otros sitios. Eso no le corresponde decidirlo al país anfitrión; pero sí que es cierto que debemos facilitar la información para que esto pueda resultarles sencillo. Madrid tiene una gran tradición acogiendo conferencias y eventos de todo tipo. Estoy segura de que en esta ocasión también funcionará todo bien.

La joven activista Greta Thunberg ha pedido ayuda en redes sociales para encontrar un transporte para venir a Madrid, ya que ella no coge aviones porque contaminan mucho ¿Le gustaría que viniera a la cumbre?

Lo he visto y me ha resultado muy emotiva esa llamada. Llevo un rato pensando de qué modo le podríamos ayudar. Sería un gran honor para nosotros que Greta Thunberg estuviera aquí esos días.

¿Van a fletarle un barco?

Bueno, no tenemos barco que fletar y, además, no sé muy bien en qué términos quiere cruzar el Atlántico. No sé muy bien como se resolverá, pero España va a intentar ayudarle.

La cumbre será entre el 2 y el 13 de diciembre ¿Seguirá usted siendo ministra para entonces?

Bueno, yo confío en que Pedro Sánchez gane las elecciones el 10 de noviembre y pueda formar gobierno inmediatamente después. Es verdad que, en principio, coinciden los plazos de constitución del Congreso con la cumbre. De manera que, incluso en el peor escenario, sería ministra en funciones pendiente de la formación de gobierno. A partir de ahí, con Pedro Sánchez en la presidencia, él tiene la capacidad de decidir las personas que quiere que le acompañen.

Entiendo que a usted le gustaría acompañarle en esa siguiente etapa…

Él sabe que cuenta conmigo. Esta es una agenda apasionante con la que estoy muy comprometida desde hace muchísimos años y creo que estamos haciendo un excelente trabajo; pero eso no me corresponde a mí decidirlo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?