Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 27 de Febrero de 2020

Otras localidades

Vuelve la pesadilla de Hollywood: Ricky Gervais presentará los Globos de Oro

El cómico británico será el conductor de la gala por quinta y última vez

Ricky Gervais, en la edición de 2016 de los Globos de Oro /

Ricky Gervais, el cómico más irreverente, mordaz e inteligente de la televisión angloamericana, volverá a presentar los Globos de Oro en su edición de 2020. Lo hará por quinta y última vez, según reconoce el propio actor. Pesadilla de Hollywood, tormento de los actores nominados y azote de lo políticamente correcto, los Globos de Oro apuestan por lo salvaje para recuperar brío. "Su regreso como maestro de ceremonias era muy esperado. No podemos esperar para ver que tiene guardado bajo la manga", asegura Paul Telegdy, jefe de Entretenimiento de NBC, cadena que emite la gala.

Impredecible, sus chistes en las cuatro anteriores ediciones (de 2010 a 2012 y en 2016), dieron mucho que hablar en un tiempo donde lo viral tardaba más tiempo en expandirse. Cargó contra la propia organización, la cadena, los intérpretes nominados o invitados, la religión... Solo el dueto formado por Tina Fey y Amy Poehler ha podido hacerle sombra en estos años con ceremonias más descafeinadas. La última corrió a cargo de Andy Samberg y Sandra Oh.

 En un año donde los Oscar y los Emmy no han contado con presentador, los Globos de Oro se aseguran iniciar la temporada de premios por todo lo alto. Se aplican aquello de 'Que hablen de mí aunque sea mal' con el cómico británico, cuyo último trabajo en Netflix, 'After life', demuestra su humor misántropo y este próximo sábado trae su nuevo monólogo a Madrid. En la última edición que presentó, en 2016, prometió haber cambiado tras el escarnio que sufrió por la polémica gala de 2012. "Una publicación de Hollywood dijo que si yo presentaba la gala, algunas estrellas se mantendrían lejos por miedo a que se burlen de ellos. Como si las estrellas pudieran huir de venir a los Globos de Oro. Particularmente si sus compañías ya han pagado para que vengan", decía mientras la cámara enfocaba a Harvey Weinstein. 

Las perlas de la polémica gala de 2012

1.- Contra los propios Globos de Oro...

"Para todos aquellos que no lo sepan, los Globos de Oro son como los Oscar, pero sin todo ese prestigio. Los Globos de Oro son a los Oscar lo que Kim Kardashian a Kate Middleton. Un poco más ruidosos, un poco más cutres, un poco más borrachos y un poco más fáciles de comprar". A pesar de esta frase, la asociación de la prensa extranjera en Hollywood le ha vuelto a contratar este 2016.

2.- Contra el mismísimo Tom Cruise:

"¡Te quiero Phillip Morris! es una película en la que dos heterosexuales interpretan a dos gays, al contrario que algunos famosos cienciólogos", dijo el cómico en una referencia clara a la sexualidad de Tom Cruise, uno de los intocables de Hollywood.

3.- Ni Angelina ni Johnny se libran de sus garras de arpía:

"Ha sido un gran año para las películas en 3D: Toy Story, Gru, mi villano favorito, Tron... Parece que todo este año era tridimensional excepto los personajes de The Tourist". Y la cara de Johnny Depp, protagonista del filme junto a Angelina Jolie, era un poema.

4.- También hubo bromas fáciles, pero dolorosas:

"Va a ser una noche de fiesta y beber con exceso. O como diría Charlie Sheen: Desayuno."

5.- Y más contra los Globos de Oro...

"Aquí tenéis al cómico británico número uno del mundo presentando la segunda ceremonia de premios americana más importante, en la tercera emisora más importante. Perdón, la cuarta”.

6.- Así presentó a Antonio Banderas y Salma Hayeck:

“Estoy impaciente por presentar a nuestros siguientes invitados. Y voy a explicar por qué estoy emocionado. Admiro su trabajo desde hace muchos años y acabo de hablar con ellos por primera vez. Estoy encantado. Son sensacionales y tienen un talento extraordinario. Y probablemente son muy interesantes. El problema es que no les entiendo”. ¿Se nota que es inglés, eh?

7.- Ni la reina se libra de sus bromas:

"Pedos, eructos, palabrotas, actos sexuales salvajes, incluso execraciones en un fregadero. He oído que para la escritura del guion pasaron un fin de semana con Helen Mirren".

8.-Meterse con Mel Gibson es otro nivel:

El actor británico dio paso a Mel Gibson, que presentaba uno de los premios en la ceremonia de 2010, con un vaso de cerveza en la mano y reconoció que le gusta beber tanto como a cualquiera, "excepto si ese cualquiera es Mel Gibson”.

9.- Contra los toros

"¿Quién quiere torturar a un animal hasta que muera? ¿Y qué jodidos imbéciles van a verlo? Si eliges torturar a un toro por diversión, que te jodan". Esto tuiteó Gervais sobre las corridas de toros en España. No lo dijo en la gala, pero ahí queda.

10.- Hacer bromas contra la religión en Estados Unidos es ser extremadamente valiente:

"Gracias a Dios por convertirme en ateo". Así culminó la ceremonia el cómico, aunque hay que decir que no es el primero en hacer bromas con la religión en una entrega de premios. Recuerden que Fernando Trueba ya lo hizo cuando recogió el Oscar por Belle Epoque.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?