Martes, 14 de Julio de 2020

Otras localidades

Valentina Tereshkova

En 2013, Tereshkova, con 76 años, sorprendió a la prensa cuando expresó públicamente su deseo de viajar al planeta Marte, aunque fuera sólo un vuelo de ida. Su fama y carisma por convertirse en la primera mujer en el mundo en viajar al espacio, ha hecho que el feminismo en general y la URSS en particular le hayan concedido numerosos honores

Sus orígenes no pueden ser más humildes. Nació en la aldea de Yaroslavl, en el centro de Rusia, el 6 de marzo de 1937. Su padre Vladimir Tereshkov era conductor de tractores y murió en la Guerra de Invierno que se desarrolló en Finlandia durante la Segunda Guerra Mundial. Al terminar los ocho años de enseñanza primaria, tuvo que ir a trabajar en una fábrica de neumáticos, pues tenía que ayudar a salir adelante a su madre y a sus dos hermanos pequeños. Tenía 16 años y un enorme deseo de aprender. Hizo cursos por correspondencia para estudiar ingeniería. Muy pronto se interesó en el paracaidismo y solicitó su inscripción en el Aeroclub local. En ese tiempo ya estaba simultaneando Ingeniería con su trabajo en una empresa de industria textil. En 1961 fue nombrada secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas (Konsomol) de la Unión Soviética. Su experiencia la sirvió para ser aceptada en la Sección Femenina de Cosmonautas.

En plena competencia aeroespacial entre USA y la URSS, el 12 de abril de 1961, Yuri Gagarin fue el primer ser humano que voló en una órbita alrededor de la Tierra, un gran tanto a favor de los rusos en la carrera espacial. Entusiasmado por un triunfo que había humillado a los americanos, Sergey Korolyov, responsable de los lanzamientos en la URSS, tuvo la idea de plantear un nuevo reto: enviar a la primera mujer al espacio. De las más de 400 candidatas que se presentaron para el cuerpo de mujeres cosmonautas, cinco fueron las seleccionadas. Y Valentina fue la afortunada final para salir al espacio. Fue considerada como una candidata particularmente digna, debido a su ideología, su origen proletario y a que su padre fue considerado un héroe de guerra.

El grupo de mujeres estuvo varios meses con un entrenamiento muy duro e intensivo, que finalizó en noviembre de 1962. Después, se desarrolló un programa que preparó a dos mujeres para ir al espacio, en dos vuelos, en días consecutivos, en marzo o abril de 1963. Debido a la paranoia que se había desatado en aquellos tiempos, el programa espacial fue llevado completamente en secreto, tan en secreto que ni siquiera la madre de Valentina lo supo hasta el día del despegue. Al final, la nave Vostok-6 fue lanzada el 16 de junio de 1963, con una sola cosmonauta a bordo. Tenía 26 años y regresó sana y salva para contarlo. Dadas las condiciones técnicas de aquellos tiempos, fue toda una proeza especial y espacial. Hubo que esperar mucho tiempo, 19 años (hasta 1982), para que otra mujer rusa, Svetlana Savitskaya, saliera de la Tierra y realizara una caminata espacial. Los soviéticos se adelantaron en casi todo a los estadounidenses, menos en colocar al primer hombre en la Luna, pero esa es otra historia

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?