SER ConsumidorSER Consumidor
Economia y negocios
ENGAÑOS NAVIDEÑOS

"Nos venden borrego francés como si fuese lechazo churro"

Se acercan las grandes cenas y comidas de Navidad, y uno de los platos estrella de estas fiestas es el cordero pero, ¿nos engañan a la hora de comprarlo?¿Sabemos distinguir el lechazo churro de los que vienen de otros países?¿Hay mucho fraude? Esteban Martínez, presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores en Burgos despejó todas las dudas el domingo en SER Consumidor

"Nos venden borrego francés como si fuese lechazo churro"

"Nos venden borrego francés como si fuese lechazo churro"

06:26

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1576502872162/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

El cordero es una de las apuestas clásicas de la gastronomía española para las cenas y comidas de Navidad. La demanda de este producto siempre sube en estas fechas, y eso hace que en muchas ocasiones el cordero que ponen a la venta las grandes superficies sea de importación y aún así, lo vendan a precio de lechazo churro.

Esteban Martínez, presidente de Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores, ASAJA, explicó el domingo en el programa las diferencias entre estos dos productos y alertó de los posibles fraudes en los que podemos caer. “Nos dan gato por liebre en estas fechas. Por tradición, es la época en la que se pone en la mesa mucho lechazo y es la época en la que llega más lechazo de fuera a nuestro país”, alertó.

“El lechazo es un manjar. Nos gusta tenerlo en nuestra mesa cuando hay algo que celebrar. Aquí es donde entra el problema: llegan los corderos de otro país”, expuso Martínez.

Lechazo churro y borrego francés

Se venden corderos de distintos países, pero los que destacan en el mercado son los franceses. "Y lo suelen cobrar como si fuese nacional. Suelen venir de Francia. No nos gusta decir que es lechazo francés, sino borrego francés. No tiene nada que ver el cordero francés con el nuestro. Y al final nos lo cobran como si fuese lechazo de la provincia de Castilla-León”, detalló en presidente de ASAJA.

El problema no es otro que “se vende al mismo precio un producto de inferior calidad" como si fuera de aquí cuando, según el ganadero, la carne es de menor calidad. “El lechazo se caracteriza por ser un animal que solo ha tomado leche de la madre. Normalmente se sacrifica con 12 kilos. En el caso del lechazo francés, la carne es muy distinta, el peso es mayor y la carne es menos sabrosa”

Cómo diferenciarlos

“Distinguirlos no es fácil par el consumidor. Una forma de distinguir el lechazo churro, el de Castilla y León, es que se caracteriza por tener el rabo bastante largo, es la única característica clara”, concluyó. E insistió en que se etiquete correctamente y en acudir a carniceros y centros de confianza.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad