Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

Aquel horrible Yak-42

16 años después los familiares de los fallecidos todavía tienen que soportar que aún nos llegue un fémur de aquella vergüenza protagonizada por el entonces ministro de Defensa, Federico Trillo

Buenos días, Àngels:

El 26 de mayo de 2003 se estrelló en Trebisonda, Turquía, un viejo avión ruso con 75 pasajeros, de ellos 62 militares españoles que venían de Kabul. Murieron todos. Ahora, 16 años después, los familiares de los fallecidos todavía tienen que soportar que aún nos llegue un fémur de aquella vergüenza protagonizada por el entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, junto al presidente de aquel Gobierno, José María Aznar, esos egregios patriotas de constantes cánticos enfervorizados hacia las Fuerzas Armadas, siempre en su corazón de españoles de bien. El accidente culminaba una serie de despropósitos, y la orden fue tajante: traigan los restos ya y entiérrenlos lo antes posible. No queremos investigar nada. Así que los altos militares encargados de la operación cumplieron a rajatabla la orden de Aznar y Trillo y metieron de cualquier manera los restos de unas víctimas con las de otras en un mismo ataúd sin avisar a nadie del siniestro fraude. Hubo decenas de engaños. Una terrible ignominia hacia los familiares, que las personas decentes no deben olvidar. Ni a sus responsables.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?