Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

Piedras de toque del nuevo gobierno

La capacidad para construir un gobierno y no dos adosados, una política económica verosímil y realista, y el diálogo con el independentismo serán las tres claves de esta legislatura

VÍDEO: Pablo Palacios

Ya tenemos Gobierno y no va a poder dedicar ni un minuto a las complacencias porque no tiene un segundo que perder porque ni un segundo de margen le va a dar una oposición muy rabiosa en la que Casado está cometiendo, a mi juicio, el error de ponerse a disputarle el liderazgo de la ferocidad a Abascal.

Este martes comentaba que, junto a la legitimidad de este gobierno, también está su derecho a poner marcha estas políticas progresistas que puedan tratar de neutralizar los peores efectos de la crisis, agravados por aquellas recetas de una parcialidad escandalosa que impuso el pensamiento dominante, pero mencionaba también las dudas que este gobierno genera. Es necesario detenerse en ellas porque no solamente ahí está el catálogo de los riesgos que acechan, sino que está además el conjunto de las piedras de toque que nos van a permitir saber qué esperanzas podemos depositar en el futuro de la legislatura.

La primera de estas dudas está en el seno del propio gobierno, en su coherencia. La necesidad de que esté muy unido y sea muy coherente es fundamental y la hostilidad que hasta hace muy poco tiempo había entre PSOE y Podemos se ha mutado en afecto a tal velocidad que resulta imposible que eso haya cuajado de una manera determinante. Lo que parecía hace muy pocos meses inimaginable ahora es cierto y naturalmente hay que ver si, en efecto, ese cemento ha fraguado de verdad y tendrá que fraguar de verdad porque la tarea que aguarda es muy importante. Se trata de conseguir un gobierno -y no dos- adosados y a estos efectos hay que decir que la ligereza con la que Podemos ha filtrado los nombres de sus ministros es una mala muy mala señal.

El segundo test es sin duda la fundamental: la economía, con la carga social que va a imponer el nuevo gobierno. Ahí es donde veremos cómo se juega una batalla verdaderamente central. Y así como la derecha nunca ha tenido ninguna especial preocupación por la redistribución de la riqueza que decían necesaria conseguir, la izquierda siempre ha cometido un error en Economía muy habitual: el de precisar con mucha claridad los gastos y ser muy soñadora en los ingresos. ¿Ocurrirá otra vez esto? Veremos. De todas maneras, se puede prever una pelea soga tira entre Nadia Calviño y Casado con la ministra Carmen Calvo y con la ministra María Jesús Montero actuando de árbitros y piezas clave. Este es un asunto central del que además la derecha está esperando con todos los cañones artillados.

Sin embargo, el asunto que puede resultar más fundamental y muy determinante es el del diálogo con el independentismo y con ERC, porque de ahí cuelga toda la legislatura, para empezar los propios Presupuestos. Por cierto, ¿con qué ERC nos encontramos? Porque tenemos por un lado a Rufián que hasta hace nada parecía comerse a los niños crudos y ahora es la mesura misma. Con él parece que el camino puede ser dificilísimo, pero puede no ser intransitable. Sin embargo, escuchando a la diputada Monserrat Bassa, con su flamígera intervención, daban ganas de poner pies en polvorosa olvidando cualquier tipo de esperanza.

En todo caso, estas son las tres piedras de toque. Primeras y fundamentales: un gobierno y no dos adosados, la política económica con su toque social verosímil y realista, y el diálogo con el independentismo. Y va a necesitar grandes dosis de esas virtudes que Platón consideraba las virtudes básicas: la prudencia, el valor y la templanza. Luego decía que unidas las tres, él generaba la justicia. Después el cristianismo lo copió y las llamó las virtudes cardinales. Pues va a necesitar mucho de prudencia, mucho de valor y mucho de templanza el gobierno de Pedro Sánchez, y desde luego va a necesitar muchísima suerte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?