Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

Australia sacrifica 10.000 camellos para garantizar el consumo de agua a los humanos

Los camellos en estado salvaje acuden a las fuentes de agua de las que disponen las poblaciones aborígenes de la zona, por lo que dañan sus infraestructuras y ponen en peligro a las familias y comunidades, además de competir con el ganado

El gobierno australiano ha comenzado a sacrificar a 10.000 camellos para evitar que se beban todo el agua de las zonas más desérticas en medio de uno de los peores períodos de sequía de la historia del país.

Miles de animales en el sur de Australia están desde hace unas horas, siendo asesinados a tiros desde helicópteros para asegurarse de que las reservas de agua que quedan son para los humanos. Los camellos en estado salvaje acuden a las fuentes de agua de las que disponen las poblaciones aborígenes de la zona, por lo que dañan sus infraestructuras y ponen en peligro a las familias y comunidades, además de competir con el ganado.

Por ello, 10.000 camellos reciben los disparos de tiradores del departamento de Medio Ambiente y agua de Australia. La matanza de estos animales durará por lo menos cinco días y será al sur del país, en donde viven grupos aborígenes a los que cada vez se les hace más difícil hidratarse o beber. 

Los pueblos aborígenes de la reserva de Anangu Pitjantjatjara Yankunytjatjara (APY) "se ven incapaces de gestionar la magnitud del número de camellos que se congregan (alrededor de las fuentes de agua) en condiciones de sequía", informa un comunicado del Ministerio del Ambiente y del Agua del estado de Australia del Sur.

Los incendios que están devastando el país desde el pasado mes de septiembre han agudizado una situación de por sí complicada: la población de los camellos se duplica cada década y ahora se suman el fuego y temperaturas de más de 40 grados.

"Si no tenemos un ecosistema sano, ¿dónde vamos a vivir? Una vez que pase esta amenaza de incendios, la situación ecológica y la biodiversidad van a cambiar por completo, muchas especies de animales se van a extinguir", dice un guardia forestal. Y ya van camino de ello: a las 2000 casas carbonizadas y los 26 muertos, se suma el cuerpo de mil millones de animales abrasados por las llamas.

Algunos han llenado su coche de koalas en un intento de salvar alguna vida más, pero el horizonte es igual de árido que el terreno que pisan los australianos: el cielo lleva teñido de rojos y naranjas más de 4 meses y el humo ha llegado ya hasta Argentina y Chile.

1,2 millones de camellos salvajes

Según el portal camelscan, en Australia hay hasta 1,2 millones de camellos salvajes, cuya población se duplica cada 9 años, habitan una extensión de 3,3 millones de kilómetros cuadrados y provocan unos daños económicos anuales de unos 10 millones de dólares australianos (6,1 millones de euros o 6,8 millones de dólares).

No es la primera vez que se sacrifican miles de animales salvajes como camellos o caballos que no son endémicos de Australia y que muchas veces suponen un peligro para el ecosistema y las especies autóctonas, que por lo general son de tamaño reducido e incluyen muy pocos animales carnívoros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?