Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Los millennials y la guerra

La mitad de los jóvenes de entre 20 y 35 años ven probable una tercera guerra mundial y un ataque nuclear, datos que preocupan al Comité Internacional de la Cruz Roja. La organización ha lanzado una encuesta entre los millennials que revela su intranquilidad respecto al futuro

Los jóvenes de entre 20 y 35 años tienen una visión poco esperanzada de la estabilidad global. Según la encuesta que ha realizado el Comité Internacional de la Cruz Roja, el 54% de los llamados millennials creen que se producirá un ataque nuclear en la próxima década, y hasta un 47% de ellos ve probable vivir una tercera guerra mundial.

La encuesta “Los millennials y la guerra”, con más de 16.000 entrevistas en 16 países, revela que los jóvenes sienten intranquilidad respecto del futuro. Elena Hernández, una de las responsables del informe, ha percibido que “curiosamente en los países en donde hay conflictos activos y uso de violencia los millenials tienen mayores esperanzas de que esos conflictos terminen antes y de que no se vuelvan a producir conflictos”.

Resulta alarmante que los jóvenes crean que se pueda dar un ataque nuclear, ya que “después de Hiroshima y Nagasaki hay hospitales que todavía están tratando a miles de sobrevivientes por las secuelas de la radiación y casi dos tercios de las muertes se deben al cáncer”. Por eso Hernández se sorprende de los datos teniendo en cuenta lo que hemos vivido.

El objetivo de CICR es transmitir la necesidad de “humanizar la guerra” y por ello instan a la gente a “defender los valores esenciales en los que se basan las leyes de la guerra, los convenios de Ginebra, y a que no utilicen expresiones deshumanizantes”, explica Hernández.

También se ha encuestado a los jóvenes sobre el derecho internacional humanitario y solo la mitad de ellos conocen las convenciones de Ginebra, que cumplen ahora 70 años. Además, quienes han oído hablar de ellas creen que ayudan a disminuir el sufrimiento de las víctimas de la guerra. Y se trata fundamentalmente de gente de Siria, Rusia o Ucrania, quienes más sufren las consecuencias de los conflictos.

Otros millenials de Afganistán, Nigeria o Sudáfrica, por el contrario, no han oído hablar de las convenciones de Ginebra, pero sí opinan que las guerras deben tener límites, lo que para Elena “es bastante positivo porque estos millenials constituyen la generación futura, los que en un futuro van a tomar decisiones y son indicios del rumbo que pueden tomar las guerras el día de mañana”.

Otro dato preocupante es la percepción que tienen los jóvenes sobre la tortura. El 36% de los encuestados opinan que no se debería permitir que los combatientes enemigos capturados establezcan contacto con sus familiares y que la tortura es aceptable en determinadas circunstancias. “Esto implica la aceptación de actos deshumanizantes contra enemigos reales o percibidos, sobre todo en una época de difusión de noticias falsas, desinformación y polarización”, explica la autora del informe.

Y pone como ejemplo “la deshumanización del discurso público, que ha provocado que se califique a quienes tienen algún vínculo con el grupo Estado Islámico como personas que merecen ser aniquiladas exterminadas sin compasión ni proceso judicial, y ese discurso, que es contrario al derecho internacional humanitario, no aporta soluciones, sino que victimiza y profundiza las divisiones sociales que pueden engendrar más violencia en el futuro”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?