Sábado, 06 de Junio de 2020

Otras localidades

Rohingyas

De refugiado perseguido a educador

El rohingyá Sajauddin Karimuddin fue esclavizado y perseguido cuando huía de las fuerzas birmanas, pero tras lograr asentarse en Australia ha levantado un proyecto para ofrecer educación a otros refugiados de esta minoría étnica en Malasia

Sajauddin Karimuddin en su centro educativo

Sajauddin Karimuddin en su centro educativo / Elom Community Center

“La gente se va de Birmania por los ataques que se producen en sus aldeas, pero también porque no tienen derecho a la Sanidad, a abrir un negocio u optar por un trabajo o por una plaza de funcionario en el gobierno central. Y todo eso al margen de que también se corre el riesgo de que te detengan o te extorsionen. Simplemente hay gente que se va para escapar de los asesinatos masivos que se están produciendo”.

Sajauddin Karimuddin conoce bien la situación en Myanmar (Birmania). Nació y creció en Arakán, estado del oeste del país y corazón de la persecución a la minoría étnica y religiosa rohinyá. Huyó en 1998. Tras ser esclavizado y detenido mientras huía de las fuerzas birmanas, logró llegar a Australia, donde consiguió asilo en 2005. Desde 2017 ha sacado adelante un proyecto en Malasia para ayudar a otros refugiados como él.

“Cuando yo salí, estuve recorriendo como refugiado algunos países del entorno como Tailandia, Malasia y Bangladesh, por supuesto. Y también he estado en India y en otros países asiáticos. Si pudieras viajar a esos campamentos descubres que poco o nada ha cambiado. Ocurre lo mismo en Tailandia, en Indonesia y en otras partes del mundo, pero particularmente en esta región, así que lo que nosotros podemos hacer es proporcionar educación alternativa para los niños. Y de forma particular, ayudamos a las niñas a que aprendan determinadas capacidades y puedan llevar una vida más digna”, explica Karimuddin.

En su centro comunitario para refugiados Elom Community Center ofrece a los refugiados rohinyás oportunidades y herramientas para que puedan ser productivos en un país en el que los rohinyás no tienen derecho a la educación. El nombre de su ONG no es casual. Elom (conocimientos, en árabe) son también las siglas en inglés de Educación, Aprendizaje, Oportunidades y Motivación.

“El problema de la situación actual es que no hay un sistema formal para acceder a la Educación”, asegura. A pesar de que en enero el Gobierno de Bangladesh anunció que permitiría el acceso a la Educación, no se sabe qué tipo de educación será ni si los niños podrán acudir a escuelas locales.

Karimuddin recuerda que “los rohingyas llevan en Bangladesh desde hace mucho tiempo. Este es el primer gran éxodo, aunque antes ya había alrededor de 55.000 refugiados rohingyas en los campos de refugiados de Bangladesh. Desde 1992, esos refugiados no tienen acceso a la educación del país. Tan sólo les permiten escolarizarse por un tiempo limitado de unos cinco años”. Las mujeres sufren especialmente esa discriminación por cuestiones culturales.

Para los pocos que logran acudir a la escuela, la situación es traumática. “Lo peor es el estigma que te meten en la cabeza al hacerte creer que eres diferente a otras personas y eres despreciado”. En Birmania solo hay acceso a la educación básica y depende mucho de cada comunidad, explica Karimuddin.

En su ciudad, recuerda, vivían encerrados desde 1992. “Teníamos prohibido viajar de una localidad a otra sin permiso de las autoridades, aunque fueras a viajar sólo 10 kilómetros. Allí te persiguen, incluso te explotan. Se producen ejecuciones extrajudiciales. Acaparan las tierras. Te humillan. Te llaman y se refieren a ti con el nombre de animales”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?