Viernes, 18 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Educación

El instituto de Londres que enseña gallego a españoles y extranjeros

Medio centenar de alumnos del Instituto Vicente Cañada Blanch de Londres aprenden gallego gracias a un convenio de colaboración entre la Xunta de Galicia y el Ministerio de Educación. Las clases comenzaron en 1991 cuando la emigración gallega en la capital del Támesis se organizó para reclamar que en el centro sus hijos tuvieran la opción de ser alfabetizados en la lengua de sus padres

El Consejo de Europa advierte a España por estar incumpliendo los compromisos adquiridos como firmante de la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias para la protección y promoción de las lengua cooficiales

Alumnos de la clase de gallego de 4º de la ESO del Instituto Vicente Cañada Blanch de Londres

Alumnos de la clase de gallego de 4º de la ESO del Instituto Vicente Cañada Blanch de Londres / Cadena SER

Isabella cursa actualmente 4º de la ESO en el Instituto Vicente Cañada Blanch de Londres. Cada año, al comenzar el curso debe escoger entre las tres materias optativas que el centro ofrece: ampliación de matemáticas, ampliación de lengua castellana o idioma gallego. Este es el cuarto año consecutivo que elige esta última opción porque quiere poder comunicarse mejor con Pedro Sánchez, que para ella no es el presidente del Gobierno, sino su abuelo, que vive en Teixeiro, un pequeño pueblo de Galicia. Su madre es coruñesa y su padre irlandés, pero ella lleva toda su vida en la capital británica. “A mí me hace ilusión aprender el idioma porque mi abuelo solo habla gallego y, en verano, cuando voy a Galicia, me puedo comunicar mejor con él. Y, además, él no imagina que puede haber clases de gallego en Londres”.

El Instituto Vicente Cañada Blanch está situado en la emblemática Portobello Road, no muy lejos de la famosa puerta azul de la casa en la que vivían Hugh Grant y Julia Roberts en la película Notting Hill. Desde hace décadas, es el único instituto público, dentro de la red de centros en el exterior del Ministerio de Educación, donde se puede cursar una de las lenguas cooficiales de las Comunidades Autónomas que las tienen. En este caso, el gallego.

Begoña González es, por tanto, la titular de la única plaza de profesora de gallego que existe fuera de España. La relación entre Galicia y Portobello Road es intensa y viene de lejos. Tanto, que incluso cuenta con su propio documental. Fue la primera zona donde la emigración de esta región se instaló cuando todavía era un barrio periférico y degradado de la capital británica. Allí, se fue creando una pequeña comunidad de emigrantes, que continuaron celebrando sus tradiciones y fiestas e incluso abriendo sus propios bares, como el ‘bar Galicia’, un símbolo del barrio, que ha cerrado sus puertas hace poco más de un año y cuyo local ha comprado el cantante Ed Sheeran para convertirlo en un bar de música en directo.

La mayoría del alumnado del centro eran, por tanto, hijos de emigrantes gallegos e incluso muchos de ellos solamente hablaban gallego. En su momento los padres y madres de estos chavales se organizaron para reclamar que en el centro se impartiesen clases de su lengua materna. La docencia de gallego es posible desde entonces gracias a un convenio de colaboración firmado entre el Gobierno de España y la Xunta de Galicia y que se renueva sin interrupciones desde 1991.

Bien es cierto que, décadas después, la situación es muy diferente. La emigración española hacia Reino Unido procede de todas las zonas del país y, entre el alumnado, hay ya estudiantes de segunda, tercera o cuarta generación cuyo único vínculo con España son sus padres o, alguno de ellos.

Mural en el exterior del centro que recoge una escena cotidiana del barrio de Notting Hill, con el 'bar Galicia' como telón de fondo / Cadena SER

En este curso están matriculados 470 alumnos en el centro. No solo españoles, sino también “hijos de familias inglesas que deciden traer a sus hijos a este colegio”, comenta la directora Carmen Pinilla. 54 de ellos cursan lengua y literatura gallegas, tanto en secundaria como en primaria, donde se imparte como actividad extraescolar. Entre los alumnos, muchos mantienen todavía algún tipo de vínculo con Galicia, aunque sea remontándose a sus abuelos como Isabella, pero otros no. “Tenemos dos perfiles y cada uno representa más o menos la mitad del alumnado. Muchos de ellos ya nacidos aquí, pero descendientes de gallegos y, otros, que no tienen ninguna, absolutamente ninguna, relación con Galicia pero que ven la oportunidad de aprender una lengua más”, explica González.

Este es el caso de Adrián, un estudiante de 15 años de padre jamaicano y de madre madrileña que cursa gallego en este instituto de Londres. “En 5º de primaria decidí apuntarme a clases porque era aprender una nueva lengua después del colegio. A mis padres les parece bien que aprenda gallego igual que que aprenda francés. Una lengua es una herramienta más que puedes aprender.” De hecho, él no es el único caso. Por las clases de gallego de Begoña han pasado alumnos canarios, madrileños, senegaleses o portugueses, por poner solo algunos ejemplos.

 

Toque de atención del Consejo de Europa a España por la situación de las lenguas cooficiales de varias comunidades autónomas

 Mientras en el exterior se mima y promociona el uso de la lengua cooficial de Galicia, en España se descuida. Hace apenas dos meses, el Consejo de Europa advertía a España de que estaba incumpliendo sus compromisos para “preservar la riqueza lingüística del continente” recogidos en la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias. En su informe hacía hincapié en la necesidad de garantizar y potenciar el uso de las lenguas cooficiales en la Administración central e instaba a los gobiernos gallego y valenciano a suprimir las cuotas establecidas en educación a sus propias lenguas.

 En otras comunidades como Cataluña o Baleares el modelo de inmersión lingüístico no deja de ser motivo de confrontación política día sí y día también. Y, en los últimos días, hemos escuchado cómo desde el líder de la formación ultraderechista VOX, reclamaba un examen a catalanes, vascos y gallegos para comprobar si dominan el castellano.

 

El proyecto Galego en Londres

 Begoña González tiene, por el momento, la única plaza de profesora de gallego que existe en un instituto público español en todo el mundo. Tiene claro que su trabajo tiene un alto componente simbólico. De hecho, se ha convertido en una especie de agregada cultural de Galicia en Londres porque, además de impartir clases, mantiene activo el proyecto Galego en Londres, que acaba de recibir hace pocos meses el premio de la cultura gallega.

El proyecto Galego en Londres lleva en marcha desde hace una década / Cadena SER

El proyecto Galego en Londres nació hace diez años gracias al anterior profesor de lengua gallega del instituto, Xaime Varela. González explica que el proyecto tiene dos pilares esenciales. Por un lado, las actividades que se realizan dentro del centro como cortometrajes, juegos plásticos y de fotografía o gincanas para que el alumnado se acerque y conozca la realidad del barrio. Por otro, su papel también es el de poner en contacto a la comunidad gallega en Londres a través de una actividad que denominan ‘Encuentros en el Cañada’. En estas tertulias invitan a profesionales que tengan alguna vinculación con Galicia y que desarrollen su actividad profesional en Londres para compartir sus conocimientos y experiencias con los más jóvenes y fomentar y continuar el sentimiento de comunidad.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?