Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 31 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto El Consejo de Ministros aprueba hoy moratorias en el pago de cuotas de autónomos
Secretos de la Guerra Fría

Un arma de la Guerra Fría llamada "Doctor Zhivago"

Lara Prescott publica en España "Los secretos que guardamos" (Seix-Barral)

Lara Prescott en los estudios centrales de la Cadena SER

Lara Prescott en los estudios centrales de la Cadena SER / Cadena SER

La autora se llama así por el personaje femenino protagonista de "Doctor Zhivago", la obra que lanzó a la fama mundial al escritor ruso Boris Pasternak. Ese personaje está inspirado en Olga Invínskaia, la amante del autor, que le acompañó hasta el final de sus días y cuya persistencia fue fundamental para que la novela se publicara.

La novela se desarrolla en dos escenarios: el entorno de Pasternak, con Olga como gran protagonista; y la sede de la CIA en Washington, donde un grupo de mecanógrafas hacen una labor callada, o no tanto. Una de esas mecanógrafas va a ser una pieza clave en que "Doctor Zhivago", publicada ya en medio mundo, sea conocida en la Unión Soviética. La novela fue publicada en 1957 en Italia por el editor Giangiacomo Feltrinelli, que consiguió sacar clandestinamente el manuscrito de la URSS. `Cuando Pasternak le entregó el manuscrito a Sergio D´Angelo, el enviado de Feltrinelli, le comentó: “esto es como invitarte a mi propia ejecución”.

Es en ese momento cuando interviene la CIA. "Doctor Zhivago" es muy crítica con la revolución de 1917, y los responsables de la Agencia pensaron que su lectura dentro de las fronteras soviéticas sería una magnífica acción de propaganda. `La CIA utilizaba eventos mundiales, como por ejemplo la EXPO Universal de Bruselas de 1958, como escenario para llegar a determinados personajes de la URSS. Los oficiales se disfrazaban de clérigos o de monjas y, cuando entraban los trabajadores rusos en la delegación del Vaticano, les entregaban unas copias clandestinas de Doctor Zhivago. Estos enseguida rompían las cubiertas para poder guardárselos en los bolsillos y llevarlos en su vuelta a la Unión Soviética´.

Sin embargo, el autor nunca fue consciente de los intereses de la CIA: `A Pasternak le habría horrorizado saber que su libro estaba siendo utilizado como arma para la guerra fría. El nunca habría utilizado su libro para socavar al gobierno, el lo que quería era llegar a los corazones de sus lectores´.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?