Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 30 de Mayo de 2020

Otras localidades

Berlinale

Un grito por los derechos humanos en la Berlinale: La iraní 'There is no evil' recibe el Oso de Oro

La película ha burlado fronteras dividida en cuatro cortometrajes que una vez en Europa han sido ensamblados

La actriz Baran Rasoulof, tras recoger el Oso de Oro en nombre del director Mohammad Rasoulof (al teléfono) por la película 'Sheytan vojud nadarad'  asiste a la Conferencia de prensa de los ganadores después de la ceremonia.

La actriz Baran Rasoulof, tras recoger el Oso de Oro en nombre del director Mohammad Rasoulof (al teléfono) por la película 'Sheytan vojud nadarad' asiste a la Conferencia de prensa de los ganadores después de la ceremonia. / RONALD WITTEK (EFE)

El Oso de Oro es este año un grito por los derechos humanos. Casi ha sido un milagro que There is no evil, la película de Mohammad Rasoulof, haya llegado hasta la Berlinale por las represalias del Gobierno iraní hacia el director, a quien impide salir del país desde 2017. La película ha burlado fronteras dividida en cuatro cortometrajes y una vez en Europa han sido ensamblados para dar lugar a una obra política y poética de 150 minutos sobre la pena de muerte.

La hija de Rasoulof ha recogido el premio, y ha dicho sentirse alegre y triste al mismo tiempo, además de agradecer al equipo de la película los riesgos que han corrido desde el rodaje. En ese momento, el auditorio del Berlinale Palast se puso en pie en la ovación más intensa que se recuerda.

Canarias vuelve a promocionarse en la Berlinale

Pilar Palomero presenta 'Las niñas', su ópera prima, en la Berlinale, una historia de iniciación y adolescencia que retrata el microcosmos de los colegios de monjas en el año 92

Mejor dirección para Sang Suu

Tampoco ha decepcionado el Oso al Mejor Director para el coreano Hong Sang Suu, por The Woman who ran, una de las favoritas de la crítica internacional por su belleza poética. La película trata sobre una mujer que, por primera vez en años, hace algo sin su marido y disfruta de sus antiguas amigas.

En cuanto al Gran Premio del Jurado, presidido por el actor británico Jeremy Irons, ha recaído en la película de Eliza Hittman, Never Rarely Sometimes Always, que se adentra en el dilema moral de una joven de 17 años ante un embarazo no deseado.

El Oso a Mejor Actriz se lo ha llevado la alemana Paula Beer, protagonista de Undine, de Christian Petzold, donde ahonda en el viejo mito de la sirena y da vida a una historiadora que trabaja de guía turística a la que el amor sacude. El Mejor Actor ha sido el italiano Elio Germano in Volevo nascondermi, de Giorgio Diritti.

El Oso de Plata al Mejor Guión viaja hasta Italia de la mano de los hermanos Fabio y Damiano D’Innocenzo por la descarnada y brillante Favolacce, un drama en un suburbio italiano. Además, la única comedia a competición este año ha recibido el ‘Oso de Plata 70ª Berlinale’, se trata de la delirante Effacer l ‘historique, de los franceses Benoît Delépine y Gustave Kervern, quienes cuentan la historia de tres personas que luchan contra la tiranía de Internet y el terror de los consumidores.

La muy polémica Dau/Natasha, por sus escenas sexuales y de tortura, se lleva de Berlinale un Oso de Plata a la mejor contribución artística ante la sorpresa de sus directores Ilya Khrzhanovsky y Jekaterina Oertel, quienes no disimularon su asombro.

Volver a los orígenes

La 70 edición de la Berlinale ha sido la primera bajo la dirección dual del italiano Carlo Chatrian y la holandesa Mariette Rissenbeek, tras casi dos décadas de trabajo de Dieter Kosslick.

Los nuevos directores prometieron renovar el certamen y volver a sus orígenes con mayor apoyo del cine independiente y de autor, aunque fuera a costa el mermar una alfombra roja que se ha surtido de las estrellas presentes en la ‘Special Gala’, una sección de nueva factura en la que se aglutinaron las cintas de mayor salida comercial y que preferían no entrar en competición.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?