Jueves, 04 de Junio de 2020

Otras localidades

Un Libro Una Hora

Valle-Inclán, un autor genial

Esta semana en 'Un libro una hora' repasamos 'Sonata de Otoño' de Ramón del Valle-Inclán

Ramón del Valle-Inclán nació en Villanueva de Arosa, provincia de Pontevedra, en 1866, y murió en Santiago de Compostela, en 1936. Setenta años de vida fructífera, dedicada con exclusivo empeño a la literatura. Como ha dicho Pere Gimferrer, constituye, al menos en España, "el gozne en el que se produce el quiebro o cambio de óptica que separa a la narrativa clásica —cuyos últimos representantes son Galdós y Clarín— de la narrativa contemporánea".

Divertido, canalla, inteligente, brillante. Sus anécdotas con Echagaray y sus mentiras son legendarias. Pero sobre todo fue un autor genial, adelantado a su tiempo.

Las Sonatas de Valle-Inclán

Como señala Alonso Zamora Vicente en la edición de Debolsillo, El Imparcial, periódico dirigido por Ortega Munilla, publicaba un suplemento literario que alcanzó notorio prestigio: Los Lunes de El Imparcial. En estas páginas, Ramón del Valle-Inclán aparece con frecuencia. También en esas páginas se asomó al mundo el Marqués de Bradomín.

Allí salió por vez primera la que, en 1902, sería 'Sonata de Otoño'. A este libro suceden las demás Sonatas: en 1903, Estío; en 1904, Primavera; y en 1905, Invierno.

Las cuatro constituyen un "fragmento" de las 'Memorias amables' del Marqués de Bradomín, una correspondencia entre la estación del año y los ciclos vitales de un personaje único. La juventud audaz, provocativa, se equipara a la primavera; la madurez, al estío; el otoño nos evoca la nostalgia, la tristeza comprensiva; y, finalmente, el invierno nos acosa con la presencia de la caducidad, la ruina insoslayable, la muerte próxima.

El propio Valle-Inclán explica: "Estas páginas son un fragmento de las 'Memorias amables' que ya muy viejo empezó a escribir en la emigración el Marqués de Bradomín. Un Don Juan admirable. ¡El más admirable tal vez! Era feo, católico y sentimental".

No podemos imaginar la conmoción, la zozobra que el lector de 1902 debió de sentir al tener en sus manos las memorias del Marqués de Bradomín. Un escalofrío de escándalo, a la vez que una hoguera de luces, resonancias, perfumes, estratos superiores de vida. Escándalo por lo que se contaba y deslumbramiento por la lengua empleada.

Una obra canalla, llena de sexualidad y de humor

La 'Sonata de Otoño' es una obra canalla, llena de sexualidad, de pasión, de amor, de humor, a veces salvaje, y de sorpresas. No les vamos a adelantar la escena con la prima Isabel, pero supera a muchas de las escenas más canallas de cualquier modernidad actual. Y lo que está claro es que es pura literatura.

Los últimos audios de Un Libro Una Hora

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?