Sábado, 26 de Septiembre de 2020

Otras localidades

"Mace está muy bien, el primer día en casa tenía una cara muy triste pero ahora sonríe, es muy risueña"

La niña, de unos 8 años, que llegó sola en patera hace una semana a Gran Canaria, en plena cuarentena por el coronavirus, está ya con una familia de acogida en esa isla. La pareja , que forma parte de banco de familias acogedoras del archipiélago, cuenta en la SER como están siendo los primeros días de esta pequeña marfileña en nuestro país

"De momento habla muy poco pero está muy integrada con otras dos niñas de acogida que tenemos en casa. Mace dice que no sabe nada, ni la edad, que su madre murió y que cree que tiene un padre que vive en Francia y que no conoce" explican Vicky e Iván, que llevan 5 años acogiendo en su hogar a menores en desamparo

Nadie se explica aun como llegó la pequeña a la patera, aunque expertas cómo Helena Maleno apuntan a que en la salida de las barcazas desde el Sáhara Occidental "es cada vez más habitual que partan de dos en dos y que en muchas ocasiones los traficantes,en la misma playa, separan hasta familias "

Más de 200 familias isleñas participan en este "banco" de solidaridad y según el Gobierno de Canarias , desde el inicio del estado de alarma, se han multiplicado los ofrecimientos para acoger a más niño

“A Mace yo la veo muy bien. Ha cambiado mucho con respecto al primer día que entró en casa , que venía con una cara triste. Ahora que ya se ríe, es muy risueña, se ríe por todo, está diciendo sus primeras palabritas en español y es una maravilla”, así describe Vicky, la mamá de acogida de la niña, el avance de Mace desde que llegó hace unos días a este hogar de Gran Canaria.

Muy poco se sabe todavía de su odisea. Calculan que tiene 8 años, pero poco más ha añadido a lo que contó al llegar al puerto de Arguineguín, hace justo una semana. Por sus pequeñas trenzas y por su corta edad llamó enseguida la atención de los que la esperaban a pie de muelle, pero ninguno podía esperar la sorpresa que les iba a generar sus primeras palabras. Dejó boquiabiertos hasta a los más veteranos del equipo de Cruz Roja, al decirles que venía sola, sin ningún pariente cercano o ni siquiera algún conocido entre los otros 28 pasajeros, con los que pasó 4 días de travesía atlántica en la patera en la que acabó llegando a Gran Canaria. En las pocas frases que pudo articular ante los voluntarios de la ONG, en la carpa en la que les ofrecen ropa seca, les dijo que que no tiene madre, que murió, y que cree que su padre, al que no conoce, vive en Francia.

En el calor de un hogar ya experto en la acogida de niños en desamparo, el de Vicky e Iván, Mace ha empezado a hablar, eso sí, muy poco a poco, de su impresionante odisea. “Hemos intentado hablar con ella pero siempre responde "Je ne sais pas", como que no sabe nada, ni la edad, ni de dónde viene, ella solo dice que estuvo un tiempo en Marruecos, que cree que tiene un padre que vive en Francia y que no conoce, pero no te habla de nada más. Tratamos de entendernos en francés, estamos aprendiendo de hecho con ella , y ella español con nosotros. Solemos tirar de las aplicaciones de traducción porque no tenemos mucha base en francés” detallan, en conversación la SER, estos padres de acogida, que con la ayuda de esas herramientas de traducción online sí que pudieron conocer el viernes que la niña es originaria de Costa de Marfil.

“Es una niña súper inteligente, nos contó que habla Mauka y que es marfileña” explica Vicky. Se trata de una de las numerosas lenguas del África Occidental , en concreto el noroeste de Costa de Marfil, aunque también, cuando la propia Mace se incorpora a ratos y con timidez a la conversación que mantenemos con Iván y Vicky, suelta unas palabras en bámbara, una de las más populares lenguas sahelianas, que también se extienden a algunas partes del sur .

El caso de la pequeña ha trascendido en medios nacionales e internacionales, sobre todo, por la crónica que la agencia EFE hizo de su llegada. Pero la acogida familiar de estos niños, que funciona también en otras comunidades, sobre todo en Andalucía, se activa rápidamente, más allá de los picos mediáticos sobre esta realidad que tantas veces queda simplificada en frías estadísticas. "El acogimiento de Mace y de los otros dos niños, de los que no se ha hablado en los medios, pero que llegaron también solos en otra patera, después de ella, se activó rápidamente gracias al banco de familias que cuentan con todos los certificados de idoneidad y que siempre están dispuestas a acoger. No está relacionado con que se haya publicado más o menos la noticia, hay que poner en valor el ofrecimiento de muchas de las familia desde que se decretó el estado de alarma. Muchas familias que ya tienen uno o dos menores en acogimiento se ofrecieron a acoger más y de ahí que haya sido sido tan rápido acoger a estos 3 tan chiquititos” explica en declaraciones a la SER, Iratxe Serrano, la Directora General de Protección a la Infancia y la Familia del Gobierno de Canarias.

30 niños solos desde el inicio del estado de alarma

Desde que se decretó el estado de alarma, del medio de millar de personas que han llegado en pateras a Canarias en las últimas 3 semanas, hay una treintena de menores que han hecho el viaje sin la compañía de ningún familiar, “que ya hemos ubicado, tras abrir un quinto dispositivo de acogida y están todos bien. Pero sí destacamos que de los 30 menores que han llegado solos,en estas semanas, 3 son muy pequeños. El caso de Mace ha trascendido en los medios, pero también llegaron en otra patera otros dos niños de 4 y 7 años solos, y en estos casos hemos articulado que la mejor medida de protección y amparo es el acogimiento familiar. Así que Mace y los otros dos niños están en familias de acogida“ explica Serrano.

“Las hermanitas la han acogido con mucho cariño"

“Nos llamaron los técnicos y nos contaron el caso de Mace y nos preguntaron que si queríamos acogerla y nosotros claro, encantados, a ver, donde hay dos entran tres y más porque aprendemos mucho de los niños, no tienen maldad, son un libro abierto” dice Vicky. A lo que Iván añade “no resulta fácil al principio entenderse con ellas, que no suelen hablar nada de español”, aunque ellos tampoco dominan el francés, pero “las niñas se llevan muy bien y la han acogido bastante bien a pesar de que se entienden poco entre ellas. Gracias a las aplicaciones de traducción y a las señas se van comunicando hasta que Mace aprenda español” afirman aliviados.

Esta pareja comenzó a acoger pequeños en el año 2015. "No tenemos niños y nos encantan, Iván tiene dos sobrinas y yo primos con niños pequeños, y en un momento nos dijimos ¿por qué no? ¿Por qué no podemos ayudar? Así hicimos el curso, te lo explican súper bien, y seguimos hacia delante. Al año o así llegó la primera niña, una nena de dos añitos que ni hablaba, pero fue una experiencia maravillosa, algo inolvidable”, añade Iván. “Fue la primera y hace un año se fue de casa con una prima, pero a día de hoy la seguimos viendo, es maravillosa. Y ya después nos dieron la oportunidad de acoger a estas dos hermanitas de 6 y 7 años".

"A ver, los comienzos con todos los niños siempre son duros, hay que adaptarse mutuamente, se pasa bien pero hay que luchar porque el principio siempre es complicado. Pero con estas niñas llevamos aproximadamente un año y son maravillosas. Tienes que ver cómo cuidan a Mace, están siempre con ella jugando, ahora tienen 7 y 8 años y ahora las 3 son un equipo. Al principio tenían sus cosas , algún problema leve de conducta pero con sus rutinas, con un hogar, con el cariño , sobre todo eso, es estupendo ver como evolucionan y llevamos 5 años en esto y 4 nenas” repasan satisfechos Vicky e Iván, confinados en casa, uno, afectado por un ERTE en su empresa, se ocupa de las pequeñas por las mañanas y ella, después de teletrabajar, se encarga por las tardes.

“Un te quiero mucho que me llegó al alma"

Motivos para ampliar y cuidar de esta particular “familia” no les faltan. "La verdad es que diariamente siempre hay algo, un abrazo un beso... ayer mismo, el te quiero mucho ese ¡uf, me llegó al alma! Son palabras que te gratifican muchísimo y ves el progreso del día a día, es estupendo”cuenta emocionado Iván.

“Le diría a todo el mundo que lo haga. Es una experiencia enriquecedora a diario, hemos aprendido mucho, no conocíamos este mundo y una vez dentro aprendes mucho y no solo de los niños. Conoces gente maravillosa, los técnicos, los psicólogos, tienes la ayuda necesaria, nunca estás solo. Lo recomiendo a todos, que se metan en el programa de acogimiento porque además de estar ayudando a estos niños van a aprender muchísimo y son un amor, sinceramente “ anima Vicky, que hace un llamamiento para que más familias se sumen a lista de los que están dispuestos a dar el calor de un hogar a pequeños como las tres niñas que esta pareja alberga en casa. Las otras dos hermanas son niñas canarias en desamparo por la problemática de su familia biológica.

Destacan además la solidaridad de la gente de su barrio. "Por todas partes, lo vemos con las otras dos niñas, que ya están en el colegio, que ya van a todos los cumpleaños de sus compañeras invitadas inmediatamente. Nos dan ropa, todo el mundo quiere colaborar, aunque les digo que no la necesitamos” y se alegran de no haber padecido nunca ningún tipo de rechazo hacia las distintas niñas que han ido acogiendo .

En busca del “posible padre” de Mace, que podría estar en Francia

La pequeña marfileña manifestó al llegar a Gran Canaria que no tenía madre y que su padre “al parecer está en Francia, pero ella no lo conoce, tiene dudas en el relato, habla de Francia pero no lo sabemos. No tenemos la certeza absoluta, ella muestra dudas con respecto a la figura de su padre pero, en todo caso, con Mace o con los otros dos menores que llegaron la semana pasada, o con cualquier otro, siempre se activa esa búsqueda de la familia por las vías del servicio social internacional, del Ministerio del Interior, Exteriores si hace falta, o buscamos la colaboración de todas las entidades que nos permiten buscar en momentos determinados. Pero ya digo no tenemos la certeza de que sea así, aunque como siempre ponemos en macha la búsqueda de su familia” explica la directora general responsable de este área en el ejecutivo del archipiélago.

En Canarias, el acogimiento familiar de este tipo supone “esas 200-250 familias, que tienen ahora mismo a 350 menores en sus hogares. Por otro lado, en la red de protección en cada una de las islas tenemos a 354 menores en Gran Canaria, 26 en Fuerteventura, 42 en Lanzarote, 277 Tenerife y 19 en La Palma, la mayoría de ellos son menores canarios que necesitan protección. El total de menores extranjeros tutelados en Canarias, los técnicamente llamados Menores Extranjeros No acompañados, y que están en distintos dispositivos propios habilitados desde noviembre hasta hoy, son 120 en Gran Canaria, 49 en Fuerteventura, 104 en Lanzarote , 20 en Tenerife, 29 en La Palma y 10 en La Gomera” enumera Serrano.

“No es un tema solo de solidaridad, también es un tema legal”

“La opción del acogimiento familiar no es un tema solo de solidaridad o sensibilidad también es un tema legal. La ley de protección de la infancia nos dice que los menores de 0 a 6 años no deben permanecer en centros del protección y tenemos que primar la opción de las familias acogedoras. Eso es lo que hemos hecho con estos menores, creemos que es la mejor medida y sobre todo en el caso de Mace , porque su forma de ser y de interactuar cuando llegó al hogar de protección, al CAI (Centro de Atención Inmediata), vimos que era importante sacarla de ahí, sobre todo para que pudiera contar, a través de su familia acogedora, porque necesitamos tener información para poder localizar a ese posible padre, que podría estar en algún país de la Unión Europea” amplía la directora general de la infancia de Canarias.

Serrano reivindica el músculo solidario de las islas y de tantas familias: "El acogimiento familiar en Canarias siempre ha sido muy potente. En estos momentos tenemos cerca de 200 familias en el banco de familias acogedoras ajenas, y también tenemos un número importante de familias especializadas , que es otra modalidad de acogimiento. Hay que destacar también que hay muchas familias, alrededor de 800 en todo el archipiélago, que son familias acogedoras extensas, que hace referencia a que personas del entorno como tíos, abuelos etc, son acogedores de un grupo importante de menores, esas 800 familias tienen unos 1000-1100 menores mas bajo estas medidas de amparo” detalla.

En todo caso, la historia de Mace desbarata la pura estadística. Aún le queda mucho por contar, a medida que supere el shock de vivir un viaje de 4 días en el Atlántico sin ningún referente familiar al que agarrarse. Pero hay muchas 'Maces', niñas y niños a los que más allá de pandemias puntuales les sobran los motivos para arriesgarlo todo, porque como cualquier pequeño merecen una vida próspera y segura . A Mace, ese sueño de futuro, al menos por el momento, le pilla con la cabeza en la almohada del cálido hogar de acogida universal de Vicky e Iván en Gran Canaria.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?