Martes, 14 de Julio de 2020

Otras localidades

DIRECTO DIRECTO Sigue la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
Un Libro Una Hora

'Effi Briest', una magnífica novela de adulterio

Esta semana en 'Un libro una hora' repasamos la obra maestra de Theodor Fontane

Theodor Fontane nació en 1819. Dedicó a la poesía sus primeros pasos en la literatura. Trabajó como periodista. Escribió literatura de viajes, fue también corresponsal de guerra, y hasta una edad avanzada no se centró en la novela.

Es el autor de 'La adúltera' (1882), 'La elección del capitán von Schach' (1883), 'Cécile' (1887) y 'Errores y extravíos' (1888), entre otras. Ha sido comparado con Flaubert o Tolstói. Murió en 1898.

'Effi Briest' es su obra magna y fue publicada en 1895. Se inspiró en hechos reales para abordar el tema del adulterio femenino. Pertenece al reducido grupo denominado 'novelas de adulterio', del cual también forman parte 'Madame Bovary' (1856), 'Anna Karénina' (1877), 'El primo Basilio' (1878) o 'La Regenta' (1884-85), entre otras.

Todas ellas tienen como protagonista a un personaje femenino, generalmente joven, nunca mayor a los treinta años, que en el transcurso de la historia, se ven obligadas a unir sus vidas a las de hombres aburridos, que las sobrepasan considerablemente en edad, y con los cuales no encuentran la felicidad que desde pequeñas anhelan.

El ambiente tedioso y la sociedad hipócrita en la que cada una habita llevan a las jóvenes a buscar una salida en un amor adúltero, decisión por la cual salen perjudicadas y que, en la mayoría de los casos, desemboca en la muerte.

Una obra maestra que logró una casi universal aprobación de la crítica 

'Effi Briest' es uno de esos afortunados libros que logran una casi universal aprobación de la crítica literaria de su época. Fue reconocido desde el primer momento como una obra maestra y fue además un éxito editorial que consiguió cinco ediciones antes de la muerte de Fontane, menos de tres años más tarde.

En sus cartas Fontane describe 'Effi Briest' como su "mayor éxito" y recibió muchas cartas de lectoras pidiendo más información sobre la protagonista y expresando su asco ante el personaje de Innstetten. Thomas Mann dijo que si se viera forzado a reducir su biblioteca a solo seis libros, 'Effi Briest' sería uno de ellos.

Como señala Jorge Bustos Táuler, Fontane es exhaustivo a la hora de profundizar en las múltiples implicaciones que configuran la personalidad y las decisiones de los cónyuges: trasciende lo arquetípico y la mera sociología para presentarnos personajes humanos creíbles más allá de suspiros y “revoluciones morales”, un hombre y una mujer de clase, plenamente conscientes de los graves riesgos que conlleva encarar equivocadamente el eterno conflicto entre la realidad y el deseo.

Fontane no construye a los personajes en función de una tesis coyuntural que demostrar; son su propia peripecia y voz las que exponen al fin esa necesidad de equilibrio entre lo que se debe dar y recibir cuando se busca la realización personal en el matrimonio.

Una joven que busca una salida en un amor adúltero

La existencia cotidiana de la protagonista, Effi, se halla dominada por el severo código de conducta, valores y tabúes de la aristocracia prusiana. Su espontaneidad y sus ansias de vivir desbordarán esas coercitivas fronteras y los estrechos límites fijados por las convenciones; si bien, solo alcanzará la serenidad de ánimo a costa de perder toda esperanza de felicidad.

En contraste con Effi, su marido, el barón Von Innstetten, no se siente motivado por los celos o los sentimientos de ofensa personal que podría generar la actitud de su esposa, sino por la presión de unas normas sociales que sustituyen, con sus ciegos e implacables mandatos, la ausencia de creencias y sentimientos personales. 

Theodor Fontane, observando minuciosamente los entresijos de la nueva nación alemana, unida bajo el impulso prusiano desde 1871, tomó su irónico escalpelo para escarbar en sus contradicciones, entre su extremo conservadurismo y su instinto de progreso. Un desasosiego que marcará el destino de una sociedad y ahogará los deseos vitales de la protagonista de Effi Briest.

Effi se ve asediada por un fantasma que vivió en la misma casa

Es una novela, además, que tiene una peculiaridad, porque durante toda la primera parte, Effi se ve asediada por un fantasma. Probablemente el fantasma de un chino que vivió en la misma casa hace años.

Como dice Belén Gopegui, es como si el barón Instetten hubiera comprendido que las circunstancias de Effi la condenaban a una doble vida, y hubiera tratado de tener un control sobre la misma. Entre el ritmo al que puede ascender un consejero provincial y la juventud de Effi, su belleza, su ingenio y origen familiar, hay un desajuste, un saldo a favor de Effi. ¿Qué puede hacer la joven con ese capital, en qué puede invertir los años que pasará en una provincia lúgubre como no sea en la doble vida?

Es entonces como si Instetten dijera: puesto que vas a ensimismarte, y en las tardes de lluvia y en las noches de primavera te dejarás llevar por imágenes de ti misma en otros brazos, viviendo experiencias únicas, distintas de todas las demás, te entrego a este chino. Junto a él te puedes adentrar en lo que es dulce y es ilimitado, pues él hará también que tengas miedo de tus deseos, temor del oscuro lugar sin regreso adonde pueden conducirte.

 

Los últimos audios de Un Libro Una Hora

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?