Viernes, 30 de Octubre de 2020

Otras localidades

La firma de Iñaki Gabilondo

El capitalismo se salta sus líneas rojas

Las ayudas públicas ya lo inundan todo y se aprestan a ir más lejos, hasta la entrada del Estado en el capital de algunas empresas

La voz de Iñaki Gabilondo. / CADENA SER

Y hasta aquí el nuevo modelo de capitalismo de Estado., el gran viraje del que se lleva hablando hace semanas y que puede marcar un hito en la reciente historia económica. El capitalismo se salta sus lineas rojas y guarda en el cajón sus ortodoxias que cuando llegan las tormentas valen bastante poco. ¿Tendrá esta vez humilda suficiente para bajar de su pedestal y reconocer sus limitaciones? Las ayudas públicas ya lo inundan todo y se aprestan a ir más lejos, hasta la entrada del Estado en el capital de algunas empresas e incluso a llegar a las nacionalizaciones. Lo que ya ocurrió en la crisis de 2008 cuando Bush nacionalizó parcialmente nueve grandes bancos estadounidenses.

El fenómeno se va a repetir ahora y no en uno sino en muchos países, en España posiblemente también. Bruselas ultima la aprobación de una norma que permitirá la entrada de los Estados de la UE en el capital de las empresas, grande o pequeñas, cotizadas o no.

Los primeros movimientos ya han empezado a producirse en torno a algunas compañías aéreas. La brevedad de este apunte no me permite desarrollar el tema, pero les recomiendo dos artículos del pasado sábado: uno de Alicia González en El País y otro de Óscar Jiménez en El Confidencial, muy interesantes y bien documentos ambos en los que se señalan dos cosas: que el Estado entre en las economías y tal vez, tarde en retirarse pues puede no ser algo coyuntural sino el embrión de un nuevo paradigma; y que este nuevo pensamiento es compatrido por un gran número de gestores financieros, bancos privados y directores de inversión.

Esta circunstancia va a estar muy presente en los procesos de reconstrucción o puesta de nuevo en marcha de la máquina productiva que sería desdichado que realimentara el viejo fanatismo binario y volvamos a las barricadas ideológicas de los que creen en el poder milagroso del Estado sin matices y los que abominan de su presencia también sin matices porque esa es una visión simplista que ya ha sido desbordada por la complejidad presente. 

Esta batalla, de producirse, sería especialmente peligrosa en España donde ya hoy, cada interpretación del Gobierno, es interpretado por la FAES, el faro que ilumina a Casado como sospechosa de bolchevique y de chavista. Mejor será que no ocurra eso porque la situación no es apta para irreconciliables.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?