Lunes, 13 de Julio de 2020

Otras localidades

Red de protección social: cambio de paradigma

La OIT advierte que la mitad de la población mundial no tiene acceso a servicios sanitarios, por lo que hace un llamamiento para que se aumente la cobertura social y sanitaria contra el coronavirus y sus efectos económicos.

“En 2019, la brecha en protección social era de 527.000 millones de dólares por año. El FMI, el Banco Mundial y otras instituciones han comprometido ya importantes cantidades de dinero, pero de todas esas promesas, sólo 32.000 millones se han concretado, y sólo 17.000 millones se han materializado, así que la brecha es muy grande” advertía este jueves Shahra Razavi, directora del departamento de protección social de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) tras señalar que, si la pandemia tiene un lado bueno, “es que esperamos que estimule a los gobiernos y a las sociedades a movilizarse para cumplir sus promesas de protección social”. La OIT estima, en este sentido, que 146 países del mundo han tomado medidas fiscales por una cuantía total que asciende a 8 billones de dólares, más de la mitad dedicadas a protección social y sanitaria. Un monto a lo que se sumarían los 1,35 billones comprometidos por distintas organizaciones internacionales.

La mitad de la población mundial no tiene acceso a servicios sanitarios y 800 millones de personas gasta, al menos un 10% de los ingresos del hogar en salud, según los cálculos del organismo, que recomienda a los Estados ampliar las ayudas a los grupos que ya estaban desprotegidos antes de la crisis y aumentar las coberturas.

Federico Steinberg, investigador principal del Real Instituto Elcano, señala en Hora 25 de los Negocios que “en los países con Estados de Bienestar más generosos, esta red ya existía, y por eso en parte sus poblaciones lo van a pasar menos mal”. “En el futuro esto podrá mantenerse de forma permanente en tanto en cuanto haya sistemas fiscales que puedan financiarlo porque todo el mundo entiende que esta situación, igual que las guerras, no se paga con subidas de impuestos, sino que se paga con emisión de deuda. Esta lucha contra el COVID permite aumentar la deuda hasta que pasemos a la siguiente fase, pero a futuro, si queremos mantener esto, hay que hacer una reforma fiscal realmente profunda” apunta Steinberg aunque, reconoce que, aquí, “la cuestión es si la ciudadanía está dispuesta a votar a los partidos que quieren esto o si de alguna manera podemos tener algún tipo de pacto social de reconstrucción cuando acabe esto”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?