Lunes, 08 de Marzo de 2021

Otras localidades

HOY POR HOY | 8-M HOY POR HOY | 8-M Sigue el programa especial de Àngels Barceló desde el Hospital Gregorio Marañón en homenaje a todas las sanitarias

"Si yo soy Iglesia, la Iglesia está presente en este huerto"

El párroco Emiliano Tapia está al frente de un huerto solidario en Salamanca que alimenta a los mayores de las aldeas.

Este confinamiento ha provocado una cadena de solidaridad en España. Pero antes de esta cuarentena había gente que ya era solidaria, que ayudaba y este coronavirus les ha llevado a adaptarse a las nuevas circunstancias. En Salamanca, en el barrio de Buenos Aires, uno de los barrios más problemáticos como consecuencia del narcotráfico, hay un grupo de personas sin hogar: migrantes, ex adictos, gente con muchos años de cárcel a sus espaldas que llevan años trabajando la tierra para comer ellos y para dar de comer a otros. Y ahora el coronavirus les ha obligado a readaptarse para que su solidaridad no se vea truncada. “Este huerto solidario nace para hacer frente a tres necesidades: personas en exclusión, la necesidad de comer que tiene todo el mundo y atender y cuidar a las personas que hasta ahora han cuidado la tierra que son la gente mayor. Y durante más de veinte años hemos sido capaces de buscar la unión entre estas tres ideas”, nos dice quien esta detrás de este proyecto que el párroco Emiliano Tapia. Ocho hectáreas de terreno más un invernadero de dos mil metros cuadrados permiten dar a comer a mucha gente.“En la casa vivimos 24 personas, acompañado somos más de 600, el cathering en el medio urbano da unas 500 comidas al día y en el campo preparamos comidas que se entregan a 52personas mayores en 17 aldeas”. El coronavirus les ha obligado a readaptarse pero “ nos ha pillado organizados”, nos dice el párroco. Lascomidas entregadas a domicilio ahora se dejan en las puertas o se han entregado a través de las ventanas con las manos enguantadas.“Es que mucha de la gente del pueblo tiene más de 90 años y si no hubiera sido por nuestra comida no hubieran podido comer”, explica Emiliano.

Desde que empezara este confinamiento la iglesia de Emiliano Tapia en el barrio de Buenos Aires está cerrada. “Cuando me llama el obispado y me dice que si abro la iglesia siempre digo lo mismo: si yo soy iglesia la iglesia está aquí. Yo abro la Iglesia todos los días”.Emiliano es Párroco de la parroquia de Santa María de Nazareth en el barrio de Buenos Aires, de dos pueblos de Salamanca y capellán de la cárcel de Topas. “Puedo hacer frente a todas estas responsabilidades trabajando en equipo. Sino implicas a todo el mundo no puedes hacer nada

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?