Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 27 de Mayo de 2020

Otras localidades

Estupor entre sindicatos, patronal y parte del Gobierno por cómo se gestó el acuerdo sobre la reforma laboral

El acuerdo del PSOE con Bildu para derogar completa la reforma laboral pasa a ser un compromiso más genérico para anular lo más lesivo de la reforma

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. / Ballesteros (EFE)

La noticia política del miércoles parecía ser la quinta prórroga del estado de alarma, pero la sorpresa vino después. El Gobierno pactó con Bildu la derogación íntegra de la reforma laboral y que esa derogación se produjese mientras se aplicaban las medidas económicas contra la crisis del coronavirus. Pactaron que eso no se hiciera público hasta después del pleno, hasta que se hubiera votado. Y luego, poco antes de la medianoche, el PSOE mandó una nota para anular ese punto y dejar las cosas como estaban: en un compromiso más genérico para anular lo más lesivo de la reforma y sin ponerle plazo temporal. Y todo esto, ante el estupor de los sindicatos, de la patronal e incluso de algunos ministros. 

Informa Javier Ruiz en Hoy por Hoy con Àngels Barceló que esta rectificación sacude a los ministros de las áreas implicadas: Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, no conocía el acuerdo entre Sánchez, Iglesias y EH BIldu, y Nadia Calviño, ministra de Economía, que se había posicionado en contra de una derogación completa, estaba también fuera de juego. 

Por otra parte, era una sacudida al diálogo social, ya que una derogación completa significaba que los despidos pasaban de 33 a 45 días de nuevo. Los sindicatos no sabían nada; los empresarios tampoco sabían nada. 

La CEOE, muy dura contra el acuerdo

CEOE y Cepyme han publicado un comunicado este jueves en el que rechazan "con total rotundidad" el acuerdo alcanzado entre el PSOE y EH Bildu. "El pacto alcanzado es de una irresponsabilidad mayúscula y tendrá unas consecuencias negativas incalculables en la economía española", aseguran. "Este pacto supone un desprecio indignante al diálogo social, al que dinamita; al papel que la propia Constitución otorga a los agentes sociales y, en este sentido, a las propias instituciones del Estado", añaden.

La tercera sacudida de todo este embrollo fue para la comisión de reconstrucción; ni PP ni Ciudadanos, defensores de la actual reforma laboral, sabían nada y ya amenazaban con dar portazo a esa mesa.  

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?