Lunes, 06 de Julio de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

El carácter portugués, un tratamiento implacable contra el coronavirus

El resto de Europa mira con envidia a Portugal, que ha sabido contener el virus gracias a la previsión de los políticos y la responsabilidad de sus ciudadanos

Plaza del comercio (Lisboa)

Plaza del comercio (Lisboa) / Getty Images

Es imposible conocer las cifras de nuestro país vecino sin sentir cierta envidia. Portugal, con quien compartimos península y una cultura similar, ha sabido frenar el avance del coronavirus. Con cuatro veces menos población que España, los lusos acumulan 32.302 contagios y 1.396 muertes. Es decir, cinco víctimas menos por habitante que en España. Analizar su modelo, al que muchos ya han bautizado como “el milagro portugués” puede ayudarnos a aprender de cara a futuras epidemias.

Coinciden los sanitarios portugueses en que la buena gestión política y el carácter responsable de los portugueses han sido las claves del éxito. “Cuando todavía en España no se tomaban muy en serio las imágenes que llegaban de Italia, Portugal sí prestó atención a lo que allí pasaba y a lo que empezaban a vivir nuestros vecinos. Fuimos más conscientes del peligro de contagio”, cuenta el médico Javier Gallego, que dirige una Unidad de Cirugía Cardiotorácica Minimamente Invasiva con la que opera de norte a sur del país.

Los portugueses se confinaron en sus casas antes incluso de que el Gobierno socialista de António Costa declarara el estado de alarma con un centenar de positivos y sin fallecimientos -el español lo hizo con 4.209 casos y 120 muertes registradas-. “Aquí hemos podido salir a pasear con la familia o a hacer deporte, y aún así no conozco a nadie a quien hayan multado o que haya salido a correr solo porque estuviera permitido”, cuenta Javier desde Lisboa.

Sin saturación en las UCI ni Urgencias, la realización de tests ha sido clave para mantener a raya al virus en Portugal. “Creo que aquí los sanitarios hemos estado bien protegidos. Yo no he estado en primera línea con pacientes infectados y aun así me han realizado el test cada quince días”, explica el médico, que también preside una Red de Sanitarios Españoles en Portugal.

Javier Gallego lleva casi dos décadas trabajando en Portugal y su equipo es pionero en técnicas de cirugía mínimamente invasiva. No hace tanto que los médicos no sabían qué iban a encontrarse hasta que abrían en canal al paciente. Ahora, y gracias a la tecnología, profesionales como él son capaces de operar un cáncer de pulmón con el paciente despierto y sin necesidad siquiera de intubarlo. Una nueva era para la cirugía.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?