Jueves, 24 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Los 'Supervivientes del Aquarius', abandonados por el Gobierno dos años después

Mosses y Jamiu, dos jóvenes que iban en el barco que llegó al puerto de Valencia, no piden dinero, solo que se les conceda el asilo y poder tener una vida con todas las garantías

Desde entidades especializadas como CEAR reclaman a Gobierno coherencia y consideran que los motivos jurídicos son numerosos para que, al menos, les concedan un permiso de residencia por razones humanitarias

Se cumplen justo dos años de la entrada del Aquarius al puerto de Valencia. Nunca la llegada de unos náufragos había despertado tanta expectación en un puerto español. Centenares de medios de comunicación de todo el mundo retransmitieron el desembarco de refugiados de diferentes perfiles, que cuando toda Europa, con Italia y Malta a la cabeza, se negaba a ofrecerles un puerto seguro, acabaron en España por el ofrecimiento de Pedro Sánchez.

La medida, muy aplaudida por organizaciones en defensa de los derechos humanos, muy cacareada por el propio Sánchez, criticada por la derecha y su tópico falso del efecto llamada, y que, dos años después, queda al desnudo por la realidad.

Lo que se suponía que se trasladaba con aquella foto no se ha cumplido. La mayoría de aquellas 629 personas se sienten olvidadas por el Gobierno que dos años después sigue sin responderles a sus peticiones de asilo. Los supervivientes denuncian el abandono y el olvido al que les tiene sometidos el mismo Gobierno que los recibió con todas aquellas alharacas.

Recibidos por más de 2000 personas entre humanitarios, sanitarios o interpretes y abogados, un dispositivo humanitario sin precedentes, la llegada del Aquarius fue todo un show televisado. Con este gesto, el Gobierno de Sánchez parecía en aquel momento romper la tendencia xenófoba del resto de Europa y los propios migrantes fueron los primeros en agradecerlo. Pero hoy, 2 años después, no están igual de contentos.

"El Gobierno nos evita"

"Durante dos años aquí se han olvidado de nosotros. El Gobierno nos evita", dice Mosses Von Kallon de Sierra Leona, y que tiene 26 años. Hasta ahora, ha trabajado en el campo, la construcción y en Ford, de donde fue despedido 4 días antes del estado de alarma.  Asegura Von Kallon que muchos del Aquarius han sido voluntarios frente a la pandemia, como Félix, también de Sierra Leona, que colabora con Cruz Roja. "Estábamos ayudando en esta situación de pandemia", explica Mosses.

Mosses se pregunta si esta actitud del Gobierno español no estará destilando cierto racismo institucional y hace un paralelismo con la ya célebre frase de George Floyd antes de morir y la situación por la que están pasando. "¿Por qué el Gobierno se olvida de nosotros? ¿Porqué somos negros? Queremos seguir nuestras vidas, estudiar, pero no podemos respirar", añade.

Este antiguo estudiante de economía en su país trabaja ahora en una de las empresas que recicla ropa a través de contenedores en las calles y después de varios meses sin trabajar y sin ayudas durante la pandemia le está costando pagar el alquiler.

Otro compañero está peor. Jamiu, un joven de Ghana, llegó a España también hace dos años y dice que "siguen esperando". No piden dinero, solo que se les conceda el asilo y poder emprender una vida con todas las garantías. "Queremos tener nuestros papeles y podernos buscar nuestra vida", declara

Después de un año en la construcción llegó la pandemia y lo despidieron. Hace medio año que ya no reciben ningún tipo de ayuda después de haber salido del programa de acogida humanitaria que les ofreció el Gobierno.

Así están los 200 integrantes de la asociación que han creado 'Supervivientes Aquarius 2018' y de la que forman parte otros que están en Madrid o Andalucía. Además, lamentan que los pocos que fueron a Francia sí tienen papeles y trabajo, mientras ellos siguen padeciendo el olvido de nuestro Gobierno .

CEAR reclama "coherencia" al Gobierno

Una situación que denuncian también desde entidades especializadas como CEAR que reclaman a gobierno coherencia. Los motivos jurídicos son numerosos para que, al menos, les concedan un permiso de residencia por razones humanitarias.

Paloma Favieres, responsable de los servicios jurídicos de la Comisión Española de ayuda al Refugiado, recuerda que prácticamente a todas las personas que llegaron con el Aquarius o se les ha denegado el asilo o siguen tramitándolo dos años después .

"Imperativo legal, político y moral"

Por su parte, la Generalitat Valenciana apela directamente a un "imperativo legal, político y moral" para regularizar la situación de estos inmigrantes, en palabras de Mónica Oltra, quien pide que agilice esta regularización "porque les invitamos a venir y no pueden tener la consideración de una entrada irregular". 

En este sentido, Oltra explicaba que no pueden acceder al Ingreso Mínimo Vital recién aprobado, pero aclara que sí pueden hacerlo a la renta valenciana de inclusión.

Actualmente hay resueltas 66 solicitudes de protección internacional de las más de 300 que se formalizaron

El 17 de junio de 2018, haciendo realidad las declaraciones del Presidente del Gobierno de “ofrecer un puerto seguro” a las personas a bordo del buque Aquarius “cumpliendo, de esta manera, con las obligaciones de Derecho Internacional” desembarcaron 629 personas en España a las que se autorizó la entrada temporal por razones humanitarias durante un periodo de 45 días en aplicación del artículo 25.4 de la Ley de Extranjería (Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre de derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social).

La totalidad de las personas desembarcadas manifestó su voluntad de solicitar protección internacional y 274 de ellos decidieron acogerse a la posibilidad ofrecida por Francia de tramitar su solicitud en dicho Estado miembro. Francia realizó una misión de reconocimiento y selección en Valencia trasladando finalmente a ese país a 78 los solicitantes interesados en ello, la mayoría de nacionalidad sudanesa.

De las 551 personas restantes, 374 formalizaron su solicitud de protección internacional en nuestro país; todas las solicitudes se admitieron a trámite. Actualmente (datos provisionales correspondientes a junio de 2020), han sido resueltas 66 solicitudes, de las cuales, en aplicación de lo dispuesto en la Ley 12/2009, de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria 49 han sido resoluciones denegatorias, 8 reconocimientos del estatuto de refugiado y 9 archivos. El resto están en tramitación.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?