Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Energías renovables

Nanoelectroquímica, el futuro de las energías renovables

La nanoelectrocatálisis permite desarrollar alternativas sostenibles que reduzcan la dependencia de los combustibles fósiles

Científica en laboratorio

Científica en laboratorio / Getty Images

Ya en los años cincuenta había quien alertaba al gran público sobre el peligro del calentamiento global. El director italoamericano Frank Capra es conocido por películas como ‘Qué bello es vivir’ o Arsénico por compasión’. Sin embargo, en los años cincuenta produjo y escribió un documental científico no tan conocido fuera de Estados Unidos, ‘The unchained goddess’, traducido como ‘El dios de la vida’. En ella, un científico explica a un par de dibujos animados algunos de los fenómenos más importantes que afectaban y afectan a la naturaleza, como el cambio climático.

Javier Armentia nos propone soluciones para un problema cuyas consecuencias ya son muy evidentes. Según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU, la temperatura media mundial aumentó 0,85 °C de 1880 a 2012; el nivel medio mundial del mar ascendió 19 cm, y la previsión es que estos procesos continúen si no disminuimos las emisiones de gases de efecto invernadero. El Acuerdo de París, firmado por más de 190 partes en 2016 en Nueva York y abandonado formalmente por los Estados Unidos de Donald Trump en 2019, fijó el límite de aumento de la temperatura media por debajo de los 2°C, idealmente en 1,5°C.

Una de las vías abiertas para lograr este objetivo es la descarbonización. Es decir, eliminar la dependencia de combustibles fósiles, los principales causantes de todo el efecto invernadero que provoca el calentamiento global, que tienen sectores vitales como el transporte, la industria o la producción de electricidad. Armentia señala las posibilidades del hidrógeno, el material más abundante del universo, para evitar que acabemos como en alguno de esos futuros no tan distópicos que vemos en películas como Wall-E, donde la tierra se ha convertido en un planeta devastado, lleno de basura y sin vida. Podemos obtener hidrógeno verde a partir del agua si aplicamos nanoelectroquímica y usamos electricidad producida por energía renovable y sostenible.

Nos cuenta cómo hacerlo María Escudero Escribano, doctora en Química por la Universidad Autónoma de Madrid. Desde 2017 dirige el grupo de nanoelectrocatálisis de la Universidad de Copenhague y desde 2018 es presidenta de la Sociedad Danesa de Electroquímica. Ante la emergencia climática que vivimos, María considera urgente que sustituyamos “los combustibles fósiles por procesos limpios basados en energías renovables”. Cree que los próximos años son cruciales para cumplir los objetivos marcados por el Acuerdo de París y que disponemos de las tecnologías necesarias para lograrlo en el año 2050. No obstante, dice, hay que apostar por ello y cambiar radicalmente de modelo, para desarrollar su potencial, la infraestructura necesaria y abaratar sus costes. Concretamente, su grupo de investigación desarrolla nanomateriales que hacen posible la conversión de recursos renovables en materiales y combustibles limpios como el hidrógeno verde, a partir de “procesos electroquímicos completamente sostenibles”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?