Miércoles, 02 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Amín está "grave" en la UCI por la "desidia de todas las instituciones"

Un joven ex tutelado por la Ciudad Autónoma de Melilla se debate entre la vida y la muerte en el hospital de la ciudad después de sufrir una crisis por la enfermedad hepática que padece

Mohamed Amin El Mazzouari, unos días antes de sufrir la crisis que lo mantiene en la UCI.

Mohamed Amin El Mazzouari, unos días antes de sufrir la crisis que lo mantiene en la UCI. / JOSÉ PALAZON/PRODEIN

Enfermo grave, cumple la mayoría de edad en pleno confinamiento y no tiene a nadie en nuestro país, por eso está tutelado por la Ciudad Autónoma de Melilla, y a pesar de su vulnerabilidad y de necesitar diálisis y medicación, se queda en la calle en pleno estado de alarma. La asociación Prodein de Melilla y el Defensor del Pueblo exigieron desde inicios de abril, en más de cinco ocasiones por escrito, que las administraciones, incluida la Delegación del Gobierno, dieran una solución digna a este joven, que más de cuatro meses después "se debate ahora entre la vida y la muerte en la UCI" del hospital de la ciudad.

Es la desgarradora historia de un chaval, Mohamed Amín El Zouari, que malvivía enfermo del riñón en las calles de Ouarzazate, en Marruecos, que desde hacía más de un año había entrado en Melilla buscando un tratamiento médico que le salvara la vida y que hoy, tras pasar por el discutido sistema de menores español no sabe si podrá o no curarse después de un durísimo periplo vital, huyendo de la miseria , integrante de una familia que vivía entera sin recursos en las calles de esta ciudad marroquí.

"Tengo miedo a morir"

"Tengo miedo a morir si me expulsan a Marruecos porque allí no tengo diálisis duermo en la calle, ni siquiera me puedo duchar y es muy malo para la diálisis", decía el propio Amin días antes de ser ingresado en la UCI, en un vídeo que le grabó José Palazón para denunciar su caso. El chico insistía en su declaración en que ahora solo quiere papeles: "Por un año o lo que sea, para tener diálisis y para no morir, es lo único que quiero", repetía.

"No sabemos por qué lo han dejado ahí tirado, en sitios sin condiciones, y estamos preocupados, pendientes de noticias del hospital porque está en coma", alerta en la SER Youssef, un familiar de Mohamed, residente en la península, y que estaba haciendo gestiones para que el joven viajara para realizar el trasplante de riñón que necesitaba. "Hablé con la madre anoche y la pobre no duerme, no sabe nada de su hijo", señala Youssef, que no se explica por qué han tardado tanto en darle los papeles para poder viajar a la península y realizar la ansiada intervención médica.

"Tanto la Consejería de Bienestar Social como la Delegación del Gobierno han hecho caso omiso a nuestras peticiones y no solo a las nuestras, también a las del Defensor del Pueblo cuando la situación de Amín siempre ha sido crítica, pero nada de eso ha dado resultado hasta ahora", denuncia José Palazón, que ha ayudado al chaval a recurrir ante el Defensor del Pueblo para pedir amparo.

Un ataque que lo ha dejado en coma

"Está en coma, debatiéndose entre la vida y la muerte, cuando este chico tenía que haber estado ya en la península con atención sanitaria que merecía. En pleno confinamiento lo echan a la calle al cumplir la mayoría de edad, a pesar de estar enfermo, desde el 22 de junio estaba en la Plaza de Toros, un lugar con un sistema de alimentación y de higiene indecente y ahí es donde le dio el domingo por la tarde un ataque que lo ha dejado en coma y según nos dicen los médicos está muy grave" detalla a la SER el presidente de Prodein Melilla.

"Amín estaba en una situación muy débil y, a pesar de todo, el centro de menores en el que estaba lo pone en la calle en pleno confinamiento. Acaba en un sitio lamentable, El Quinto Pino, donde colocaron unas carpas para un grupo de personas que saltaron la valla, un desastre donde no había higiene y que se inundaba con las lluvias. Dimos parte a Defensor del Pueblo y, a instancias de éste, la Ciudad Autónoma lo aceptó de vuelta en el centro de menores para pasar el confinamiento. Pero al acabar lo volvieron a poner en la calle y acabó en la Plaza de Toros desde el 22 de junio, otro sitio infame señalado por sus penosas condiciones para cualquiera, pero aun peores para un enfermo tan delicado como Amín", denuncia Palazón en declaraciones a la SER.

A pesar de las reiteradas peticiones desde inicios de abril de Prodein y de hasta cinco escritos exigiendo una solución por parte del Defensor del Pueblo, lo cierto es que el chaval no ha salido de la ciudad autónoma como era su deseo y el de su familia para seguir con sus procesos de diálisis, que hasta ahora recibía tres veces a la semana y posteriormente someterse a un trasplante de riñón que es lo que habían indicado como necesario los médicos, y ahora que está en la UCI en una situación muy delicada, tras ingresar el pasado domingo, las administraciones se señalan entre ellas para tratar de eximir sus responsabilidades.

Más de un año en Melilla

Llevaba en Melilla más de un año, tutelado por la Ciudad Autónoma, con una enfermedad grave conocida por todos los departamentos, de la que se preocupaban los médicos de la ciudad y sin embargo ha acabado en la UCI, "por la desidia de todas las administraciones", denuncia José Palazón.

"Ojalá salga de esta, pero no se puede justificar que una persona vulnerable como Amin lleve aquí más de un año sin solución, sin trasplante y sin los precisos permisos de residencia y traslado que tenía que haber gestionado la Ciudad Autónoma con la Delegación del Gobierno, pero no solo eso, lo han hecho pasar por sitios infames, insoportables y ahora está entre la vida y la muerte", insiste Palazón.

Un relato cronológico que deja en evidencia a las administraciones y a la Fiscalía

El relato cronológico de todas las gestiones que el chico lleva a cabo para recibir un trato digno, con el asesoramiento de la Asociación Prodein de José Palazón deja en evidencia a todas las administraciones y la Fiscalía de la ciudad autónoma.

Según consta en la abundante documentación del caso, a la que ha tenido acceso la SER, fue el 9 de abril cuando Prodein presentan ante el Defensor del Pueblo la primera queja en nombre de Mohamed Amin El Mazouri, tras conocer que el joven es tutelado por la Ciudad Autónoma hasta dos días estaba pernoctando en las carpas instaladas en El QUinto Pino de Melilla, donde estaba confinado en medio del estado de alarma. En ese primer escrito consta que "Mohamed fue dado de baja el 7/04/2020 al cumplir la mayoría de edad, del centro donde residía desde hacía más de un año , el Centro Asistencial Eladio Alonso, y desde allí fue trasladado a las precarias carpas, a pesar de como se dice ya en ese primer escrito, " el estado físico de Mohamed es extremadamente delicado porque necesita tratamiento de diálisis tres veces a la semana y una medicación muy importante para mantenerlo con vida". Un escrito que el Defensor del Pueblo exigiera de inmediato, el día 13 lo hizo por escrito, que la consejería responsable de la Ciudad Autónoma se volviera a hacer cargo de una persona en una situación tan vulnerable, preguntando además a esta administración cómo es posible que el chico acabara en esas instalaciones.

Es más, el 14 de abril, según la documentación de Prodein de todo el proceso, el Defensor del Pueblo se dirige también a la Fiscalía de la Ciudad Autónoma dando traslado de la sugerencia ese mismo día le enviaron al Consejero del Menor, pidiendo que sacaran a Mohamed de esas instalaciones y lo devolvieran a un centro adecuado. Y aquí otro dato cuánto menos sonrojante, a pesar de la gravedad de los hechos, el Fiscal no hace nada y acusa recibo el 16 de junio, dos meses después, sin que iniciara ninguna actuación, al menos de la que tenga constancia el Defensor o Prodein.

Mientras tanto, la Consejería admite la sugerencia y permite a Mohamed regresar a pasar el confinamiento al Centro Eladio Alonso, de donde lo habían echado al cumplir la mayoría de edad. Pero, el 22 de junio le dicen que se acabó y que se vaya a la Plaza de Toros, donde ante la saturación del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) la ciudad autónoma había "habilitado" parte de las instalaciones de la plaza para acoger a migrantes y solicitantes de asilo.

Cuando el Defensor del Pueblo conoce por Prodein que el chaval está en esas instalaciones "infames e insalubres", el 24 de junio le vuelve a hacer otra sugerencia al consejero exigiendo asignar al chaval un recurso adecuado a su especial situación por la enfermedad que padece. Ese mismo día, Fernández Marugán le escribe a la Delegación del Gobierno en Melilla para que, una vez más, quede constatado que han comprobado que los menores tutelados en la ciudad acceden a la mayoría de edad sin estar documentados, algo que contraviene la propia legislación. Con la misma fecha el Defensor del Pueblo se lo comunica a la Fiscalía y tardan un mes en acusar recibo, lo único que hacen al respecto.

El 8 de agosto es cuando la Delegación del Gobierno responde al fin y señala que la resolución de renovación del permiso de residencia de Amin consta notificada el 1 de abril a la ciudad autónoma pero que las autoridades locales de "no abren las resoluciones en la sede electrónica ", lo que explica según una jurista de la ciudad , que prefiere mantener el anonimato, "por qué todos los tutelados llegan a la mayoría de edad sin tener las tarjetas de residencia, cuando la ley obliga a sus tutores a tramitarlo, en este caso a la Ciudad Autónoma", denuncia.

En el caso concreto de Amín, responde la Ciudad Autónoma ya en agosto, que atendiendo a lo solicitado por el Defensor lo citaron en agosto para darle copia de un duplicado de su resolución, que le entregan más de 4 meses después de cuando tenían que habérsela dado , finalmente se la dieron el 5 de agosto. Ya entonces la Delegación señala que han hecho gestiones con la jefatura de policía para que lo dejen salir a la Península aunque se le hubiera caducado el pasaporte.

El culebrón burocrático , de un sistema de gestión de la infancia migrante y de las personas en situación vulnerable absolutamente fallido , parecía llegar a su fin cuando Prodein recibe la notificación del Defensor del Pueblo señalando que las administraciones por fin daban los permisos necesarios a Mohamed, y fue cuando este domingo el joven sufrió una crisis hepática tan grave que lo mantiene intubado en la UCI del hospital de la ciudad , "debatiéndose entre la vida y la muerte" denuncia Palazón.

La Consejería se defiende

La clave de todo este despropósito, según señala la documentación que obra en poder de Prodein y del intercambio de sugerencias del Defensor del Pueblo con las administraciones de Melilla, está en por qué no se cumplió con la ley del menor y Mohamed cumplió la mayoría de edad sin que la consejería del menor de Melilla le hubiera tramitado su permiso de residencia ante la Delegación del Gobierno. Y la segunda clave que desnuda el intercambio de escritos con la Delegación es que ésta si que había notificado que había otorgado la autorización de residencia de Amín pero que según comunicó al Defensor del Pueblo, es la ciudad autónoma la que no notifica estas resoluciones a los chavales cuando alcanzan o están a punto de alcanzar la mayoría de edad.

La SER se ha puesto en contacto con el consejero encargado del área del menor entre otras competencias, con Mohamed Ahmed, que en su versión de los hechos dice que "la situación de este chaval es crítica desde hace tiempo y nosotros desde la ciudad autónoma siempre hemos intentando que se tuviera en cuenta su situación. Pero no olvidemos que Plaza de Toros y El Quinto Pino son instalaciones que pusimos en marcha para colaborar con el estado por las consecuencias de la pandemia pero que las competencias de extranjería son del Estado y no de la Comunidad Autónoma" responde.

Asegura Ahmed que "no quiero excusarme con lo que pueda ocurrir con este chaval, pero no hemos querido evitar nunca nuestra responsabilidad y hemos hecho todo para que este chaval estuviera siempre en las mejores condiciones. Cuando iba a cumplir los 18 notificamos a Fiscalía, a Salud Pública y a asuntos sociales para que se le diera una opción para mantener su estado de salud, que siempre ha sido crítica. A la Fiscalía le pedimos que se pudiera quedar en el centro a pesar de cumplir la mayoría de edad, por las circunstancias de la COVID 19. Y a las otras áreas competentes de nuestro gobierno les advertimos de las circunstancias del chico" responde Ahmed ante los documentos que señalan el abandono de Mohamed en precarias instalaciones.

Dice el consejero que en el aspecto documental "padecemos por parte de la Delegación del Gobierno un colapso de expedientes de más de un año para que los niños puedan adquirir su residencia al haber sido tutelados por la ciudad autónoma "señalando a la sede de la administración del Estado en Melilla.

El chico había esperado una solución a su caso en las lamentables condiciones de la Plaza de Toros, desde el 22 de junio, "sin las mínimas condiciones para nadie y menos para un enfermo "subraya Palazón, mientras la jurista local brama contra el Ministerio Fiscal," que la Fiscalía no se digne ni a preguntar es de escándalo y que la Consejería no abra las notificaciones de la Delegación del Gobierno es otro. El resultado de toda esta desidia es que un chico que por ley a los 18 años debía tener sus papeles en regla, y la posibilidad de trasladarse a la península con libertad para un posible trasplante, ahora está en una UCI y todas las administraciones eludiendo sus responsabilidades" lamenta.

A la espera de la evolución de Amín en la UCI distintas fuentes aseguran que se podría activar un traslado urgente a la península en las próximas horas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?