Viernes, 04 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Un reparo y una observación

El coronavirus está demostrando que abundan los duros de mollera y el mensaje de la sociedad que no está siendo atendido es otro: les decimos que acaben con el despropósitos de hostilidades

El presidente Sánchez se reunió ayer con los empresarios para contarle su visión de las cosas al comienzo de este curso trascendental y hoy está aquí, en la SER. Escucharemos con atención su mensaje que ya ha anunciado se resumen en tres conceptos: recuperación, transformación y resiliencia. Resiliencia quiere decir capacidad de sobreponerse a las dificultades. Como resistencia, pero un poco menos defensivo, más activo. 

Me permito un reparo y una observación. Este es el reparo: si Sánchez va a recibir mañana a Casado, ¿no hubiera sido mejor que contara sus planes al líder de la oposición antes de hacerlo a los medios y a los empresarios?

Todos sospechamos que la receptividad de Casado será mínima o nula, pues su estrategia está hipnóticamente centrada en forzar elecciones por desgaste o por fractura del Gobierno. Pero, además de que la cortesía institucional merece siempre respeto, regalas argumentos al obstruccionismo de Casado.

Repetir el procedimiento usado en la primera fase de la pandemia con los presidentes autonómicos a los que se informaba después de haber ofrecido detalles en ruedas de prensa es reincidir en un error que no favoreció a nadie y tiñó a Sánchez de un tono bonapartista que es lo más contraindicado para iniciar cualquier diálogo. 

Ahora la observación. Agradecemos lo que nos diga el presidente para animarnos, pero tengo la impresión de que abundan los mensajes en una dirección y escasean en otra. Puede que los ciudadanos necesitemos oir una y mil veces lo mismo. El coronavirus está demostrando que abundan los duros de mollera y el mensaje de la sociedad que no está siendo atendido es otro: les decimos que acaben con el despropósitos, de hostilidades, trincheras y vetos. En los momentos actuales son una calamidad nacional. No deberían reclamar con tanta insistencia nuestra atención, deberían prestarnos la suya. Es una distorsión aguda de la comunicación pública, que solo es sana y democrática si es de doble dirección.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?