Miércoles, 28 de Octubre de 2020

Otras localidades

"La opción más prometedora de encontrar vida en nuestra galaxia es en los satélites de Júpiter y Saturno"

En 'La Ventana' hablamos con el investigador del CSIC, Carlos Briones, que opina que le hallazgo de Venus "no es definitorio de vida" por el momento

Es una de las preguntas más relevantes de la ciencia: ¿estamos solos en el universo? A esa cuestión trata de responder el doctor en ciencias químicas e investigador del CSIC, Carlos Briones, en el libro '¿Estamos solos? en busca de otras vidas en el Cosmos' (Editorial Crítica). "Es una de las grandes preguntas que van más allá de los límites de la ciencia, la han planteado escritores, artistas, filósofos. A día de hoy no tenemos evidencias pero hay tantas posibilidades, asumimos que hay cientos de miles de millones de galaxias, por lo que los posibles escenarios para la vida en el cosmos son abrumadoramente grandes", explica Briones en La Ventana

Hace unos días nos enterábamos de una noticia muy relevante en este sentido: un equipo internacional ha detectado fosfina en Venus, un gas producido por microbios que prosperan en ambientes libres de oxígeno. "La propia definición de vida está condicionando todo. Desde la ciencia diríamos que un ser vivo es un sistema autoreplicativo que puede evolucionar. Aquí está claro pero si fuéramos a otro lugar qué deberíamos escuchar, es un reto. Lo que hemos encontrado Venus no es definitorio de vida, es la presencia de una molécula que se podría haber originado por la vida o por la química", asegura Briones.

No es, opina el doctor, el escenario más prometedor para la vida en nuestra Galaxia. "Hablar de vida en Venus es como hablar de vida en la calle de al lado a nivel cósmico. Puede haber escenarios para la vida en el sistema social, para mí los más prometedores son los que llamamos mundos oceánicos, satélites de Júpiter y Saturno que tienen una cobertura de hielo que por debajo tienen una capa líquida. Europa en Júpiter y Encélado en Saturno son dos buenos candidatos, sabemos que tienen energía interior, sabemos que hay moléculas orgánicas, sabemos que hay agua líquida en abundancia. Los ingredientes para la vida parece que están disponibles. De ahí a que la química haya hecho ese salto tan maravilloso de constituir seres vivos no hay ninguna prueba, pero al menos el escenario es prometedor".

También hay esperanzas vertidas en Marte, a donde se dirigen ahora mismo tres misiones de tres países diferentes. La más ambiciosa, la misión Mars2020 de la NASA, se lanzó el pasado mes de julio, " a poder analizar rocas para ver si encuentra señales de vida pasada. Y además va a tomar muestras del suelo, que más adelante, podrían acabar viniendo a la tierra en 2031".

Hallar vida puede ser posible, pero no tanto hallar vida inteligente. "Estamos demasiado sesgados por la necesidad de encontrar vida inteligente. Pero han ocurrido tantas cosas desde que éramos bacterias hasta ahora, y como además la evolución es ciega, no hay plan o tendencia, pues es muy improbable que en otro lugar haya surgido algún tipo de inteligencia con la cual nos podamos comunicar. Es un poco descorazonador para los que nos gusta la ciencia ficción pero es infinitamente más difícil que haya vida inteligente a que haya vida", concluye.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?