Lunes, 08 de Marzo de 2021

Otras localidades

Moria un mes después del incendio: "La gente va a seguir migrando y buscando vías cada vez más peligrosas"

El periodista Nacho Carretero califica la situación de los refugiados como "la mayor vergüenza de Europa", mientras que Nicolás Castellano lo tilda de "el agujero negro de los Derechos Humanos

Francisca Bohle, enfermera de Médicos Sin Fronteras, reclama a la UE medidas que protejan y ayuden a la gente que llega

La isla griega de Lesbos es el mayor sinónimo de crisis migratoria en el Mediterráneo. No hablamos sólo de un fenómeno migratorio, sino sobre todo de una crisis de refugiados, la mayor en Europa después de la II Guerra Mundial, caracterizada por una migración forzada por conflictos armados, persecuciones, pobreza, cambio climático y violaciones masivas de derechos humanos.

El pasado 9 de septiembre un incendio arrasaba el campo de refugiados de Moria y los que allí estaban sumaron un nuevo drama a la pandemia. Entonces, a la espera de una solución por parte de la Unión Europea, los refugiados se resituaban en los arcenes de la carretera, en parkings de supermercados, etc. La solución de la UE no tardó, pero tampoco convenció ni a los refugiados ni a las ONG: reubicar a las personas en un nuevo campo.

"El agujero negro de los Derechos Humanos"

"Me extraña que no sigamos teniendo la mirada ahí. Es la mayor vergüenza de Europa", señalaba en Hoy por Hoy el periodista Nacho Carretero, quien cree que "con la pandemia", el foco de atención no se centra en esta situación. "Cuando ardió el campo de Lesbos me pareció la escena final de la vergüenza europea", añade el colaborador de Hoy por Hoy, quien estuvo en Atenas hace dos años realizando un reportaje. "Haciendo este reportaje, un joven sirio me decía que no aguantaba en un campo de refugiados porque es deprimente", comenta Carretero en referencia a que muchas de estas personas llegan a Europa con estudios y dejando atrás sus trabajos.

Por su parte, el periodista de la Cadena SER Nicolás Castellano, califica este campo de refugiados como "el agujero negro de los Derechos Humanos". "Todo esto es el resultado de una política europea donde esto es un laboratorio de sufrimiento humano", añade el periodista que estuvo en Moria antes del inicio de la pandemia.

Ahora, tal y como explica Castellano, el perfil de refugiado ha pasado de ser una persona siria, a ser principalmente afganos que escapan de la guerra que suma ya casi dos décadas en su país. "Somos capaces de tuitear ante la muerte de un negro en Estados Unidos, pero nos ponemos de perfil ante detenciones raciales que ocurren en Madrid", continúa Castellano. 

"La gente va a seguir migrando y buscando vías para ello cada vez más peligrosas"

"La situación en 2018 era totalmente insostenible con 15.000 personas viviendo en un campo construido para 3.000 personas", remarca Francisca Bohle Carbonell, responsable de las actividades médicas en la clínica materno infantil que Médicos Sin Fronteras tiene en la actualidad en las afueras del campo de Moria que se quemó el 9 de septiembre.

El itinerario personal de Bohle Carbonell define bien la entidad para la que trabaja como enfermera. De padre alemán, madre española, ha vivido en Bélgica, reside ahora en Francia y ha estado trabajando en primera línea en Lesbos.

"Mientras, la UE se centra en leyes y acuerdos que buscan disuadir a la gente de venir a Europa, en vez de proteger y ayudar a la gente que viene", continúa Francisca Bohle, quien incide en que la gente va a seguir migrando y va a buscar vías para ello cada vez más peligrosas.

"Lo peor de todo es que son los Estados los que pisotean los derechos", zanja Nico Castellano

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?