Viernes, 04 de Diciembre de 2020

Otras localidades

La frivolidad como norma

No es fácil esperar mucho de un partido que mantiene en la presidencia madrileña a una ignorante, además de autoritaria

No se han enterado o son tan tontos o tan malvados como para creerse sus propias ocurrencias. Reportaba anoche el Ministerio de Sanidad más de 52.000 nuevos casos desde el viernes, otro récord de contagios en un fin de semana, una avalancha que las Comunidades -algunas, al menos- tratan de combatir con medidas muy serias, de las que Euskadi, Navarra o Aragón, entre otras, no excluyen el confinamiento perimetral o imponen restricciones más duras, por ejemplo, en horarios de bares y restaurantes.

Pero quiere el pimpollo Casado que la alarma sea de juguete, ocho semanitas, lo mínimo para la misa del gallo, que los contagios, las hospitalizaciones o las UVIS deben ser una broma en su mundo de fantasía.

Está bien, en cambio, que pida a Sánchez más comparecencias. Pero no es fácil esperar mucho de un partido que mantiene en la presidencia madrileña a una ignorante, además de autoritaria, que pretende inaugurar un hospital sin saber con qué médicos cuenta, que de las cosas menores -¡qué será para ella lo importante!- ya se encarga el servicio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?