Lunes, 26 de Julio de 2021

Otras localidades

Salud

"Más de un 30 por ciento del exceso de mortalidad en España es consecuencia de retrasos en los diagnósticos"

Se reduce el seguimiento a pacientes crónicos por la saturación en la atención primaria. La pandemia ha provocado retrasos en los cribados de cáncer de mama o colon, según la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria

España ha superado el millón de contagios por coronavirus desde que conocimos el primer caso a principios de 2020 (fue el 31 de enero y se trataba de un turista alemán que se encontraba de vacaciones en Canarias). Desde entonces cerca de 41.000 personas han muerto como consecuencia de la COVID-19. Si en la primera ola los hospitales se vieron desbordados, con UCIS a reventar y sanitarios exhaustos; la segunda ha traído consigo la saturación de la atención primaria, fundamental para la detección rápida de positivos. "La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha reducido la atención a los pacientes crónicos, especialmente a patologías subagudas u otras patologías más graves, además de demoras en pruebas diagnósticas. Se me ocurren los cribados de cáncer de mama o de colon. La pandemia ha hecho que estas actividades queden frenadas y tendrá su impacto en el futuro", explica Salvador Tranche, presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria.

Los centros de salud están cada día más sobrecargados y, aunque las visitas se han reducido, los médicos y profesionales de la atención primaria atienden de media 65 pacientes al día - muchos de ellos a través del teléfono- "algo que complica el diagnóstico y nos deja una sensación amarga al llegar a casa", dice Tranche, "porque siempre pensamos que se la atención puede ser mejor". "Resulta paradójico que cuanto más estamos trabajando mayor descontento social exista. Esta situación, a medio y corto plazo, es muy preocupante".

Exceso de mortalidad

Durante el 2020 se ha producido un exceso de mortalidad no asociado al coronavirus. En España se han producido entre 60.000 y 63.000 fallecimientos más que el año anterior —según datos del Instituto INE y del Instituto Carlos III, respectivamente—, de ellos cerca de 41.000 son consecuencia del coronavirus. "El resto seguramente están derivados de demoras en los diagnósticos y tratamientos. Es probable que también influya el miedo del paciente a acudir al médico por miedo. Habrá que analizar estas cifras en detalle, pero con toda seguridad más de un 30 por ciento de los fallecimientos este año son achacables a enfermedades no COVID", asegura Tranche.

Los informes MoMo (que publica el Instituto Carlos III sobre mortalidad diaria) señalan que existe un exceso de mortalidad (hasta noviembre, algo más de 63.000 muertes), es decir que están muriendo más personas de las que debieran según las estadísticas. "Sabemos que existen diferencias entre periodos y perfiles. Puede haber hasta un 70 por ciento más de mortalidad que hace una década. Ese exceso se concentra en los mayores de 64 años que son los que más patologías presentan. Un patrón que se repite en otros países; por tanto, todo apunta a que —en este periodo concreto en el que nos encontramos— hay más muertes derivadas de una falta de diagnóstico como consecuencia de una carencia en los recursos sanitarios. Recursos que se están destinando en su mayoría a la lucha contra el coronavirus", afirma Vicente J. Baixauli, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Familiar.

Automedicación

Los médicos de familia no han observado un incremento reseñable en la automedicación, precisamente por esa sobrecarga en los centros de salud. Sin embargo, los farmacéuticos sí han observado un aumento de la automedicación. "Hay mucho miedo a acudir al ambulatorio para no contagiarse. Sí hemos observado una mayor tendencia a la automedicación entre los mayores, que son los que más miedo tienen a contagiarse y los que más patologías presentan. Pero también hemos observado que los jóvenes consultan más Internet para buscar información sobre tratamientos a seguir —para ellos o para un familiar—. Esto es peligroso porque existen muchos bulos y no es una fuente fiable", señala Baixauli. Desde las farmacias creen que pueden ayudar a orientar a las personas que tengan tratamientos crónicos, explicarle qué se toman y para qué se lo toman. "Además, podemos ayudar a controlar determinado tipo de patologías como la diabetes o la hipertensión".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?