Sábado, 27 de Febrero de 2021

Otras localidades

Lo que las tortugas enredadas en redes nos dicen de la pobreza

Ha sido un año récord en el rescate de tortugas en el Mediterráneo. Save the Med las salva de las "redes fantasma", un fenómeno ligado a la pobreza de quienes "pescan a la desesperada" para comer

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Las llamadas “redes fantasma”, una técnica ancestral de pesca desterrada de la pesca legal y tradicional por el daño que provoca en el entorno marino y su fauna, sigue vigente, sin embargo, entre las comunidades más golpeadas por el hambre.

El mar Mediterráneo es testigo de primera mano de las consecuencias del uso de esas redes. En Baleares, solo este año se han recuperado casi 90 tortugas bobas que quedaron atrapadas en ellas, el doble de lo habitual.

Ricardo Sagarminaga, biólogo de la fundación Save the Med y responsable del proyecto Med Ghost Fads, describe tres tipos de “redes fantasma”: palangres (un largo sedal con anzuelos), redes de deriva (cortinas invisibles que flotan en el agua), prohibidas en el Mediterráneo desde 2001 pero que se siguen utilizando en zonas de Marruecos y Argelia, y las más habituales, las “ghost fads”, una especie de balsa que se fondea haciendo que los peces se acumulen debajo.

Sobre todo este año con el confinamiento hemos encontrado mucha pesca ilegal”, asegura Sagarminaga, con anzuelos sueltos que acaban capturando tortugas y aves. Las “ghost fads” que están encontrando son “muy rudimentarias”, hechas con botellas de plástico, redes y sedales que encuentran en la costa, y son utilizadas por gente pobre en el norte de África “para intentar pescar a la desesperada”.

Estas técnicas, presentes desde hace tres décadas en la costa africana, habían dejado de utilizarse, pero volvieron hace cuatro años y empiezan a ser cada vez más habituales hasta convertirse en “una plaga”, en palabras de Sagarminaga. “Solo en aguas del parque nacional de Cabrera en 2019 encontramos 122 artefactos de estos y este año son 200”.

Alarmados por el que se había convertido en el principal riesgo de muerte de las tortugas, Save the Med ha llevado sus datos a la FAO y a Bruselas, y continúan con la presión internacional para luchar contra la pesca ilegal de redes de deriva. Una lucha “frustrante”, lamenta el biólogo, porque “muchas veces se desvía la atención, hay otras agendas”.

Mientras tanto, su trabajo de campo, basado en un marcaje satelital, permite ayudar a los pescadores a evitar la capturación de tortugas. La protagonista de ese proyecto es Thunderbird, una tortuga boba rescatada que ha emprendido su ruta transoceánica para reproducirse y envía información a los investigadores sobre el comportamiento de estos ejemplares.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?