Jueves, 25 de Febrero de 2021

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Humanidad y dignidad en las residencias de ancianos durante la pandemia

Debemos evitar cometer los mismos errores en esta segunda ola de contagios

“Hemos querido que las residencias se parecieran lo más posible a los domicilios de esas personas, y en pocas semanas hemos querido que sean, de repente, hospitales”

“Hemos querido que las residencias se parecieran lo más posible a los domicilios de esas personas, y en pocas semanas hemos querido que sean, de repente, hospitales” / Marco Portobello / Getty Images

Esta semana Amnistía Internacional nos sacaba los colores, como sociedad, por la situación de las residencias de ancianos. Sobre todo durante la pandemia en la que, según esta ONG, se vulneraron derechos humanos. En esta segunda ola deberíamos haber aprendido de esos errores. Médicos del Mundo ha puesto en marcha un protocolo para evitar el contagio del personal en las residencias y la transmisión a los residentes. Son medidas de seguridad y atención, todas ellas con la voluntad de mantener la dignidad y humanidad en el trato. Esta campaña incluye información y formación sobre cómo actuar para evitar los contagios, para delimitar una zona donde se aísla a quienes son positivos en COVID-19, y que de esta forma el resto de los residentes puedan seguir haciendo vida normal: sin confinamientos en las habitaciones, y con las actividades habituales. Pedro Campuzano, enfermero y coordinador de Médicos del Mundo en Castilla y León, nos cuenta que el anterior confinamiento y los cambios de hábitos y de espacio, han provocado una pérdida de calidad de vida física y cognitiva en muchos ancianos. “Hemos querido que las residencias se parecieran lo más posible a los domicilios de esas personas, y en pocas semanas hemos querido que sean, de repente, hospitales”. Lo que no pueden ser estos centros es un “aparcamiento de ancianos”.

#PanParaMañana, un futuro para los jóvenes gitanos

La Fundación Secretariado Gitano pone en marcha una campaña para reclamar políticas activas de empleo y oportunidades para los y las jóvenes gitanas. Y lo mejor ha sido escuchar y conocer las historias en primera persona. El éxito de la ayuda y un buen acompañamiento en las vidas de Jose Santiago y Nazaret Borja. Jose es de una familia muy pobre tal y como nos cuenta. Es de Almería y recuerda que de niño él no entendía por qué no podía tener o hacer las mismas cosas que sus compañeros de colegio. Gracias a la ayuda de Secretariado Gitano y a algunos profesores que supieron darle apoyo, ha estudiado para ser Técnico en Voluntariado y sigue estudiando sociología en la UNED. Como Nazaret, que es programadora informática en Accenture, y ha conseguido tener una vida que como ella misma dice “vive muy deprisa” porque ahora está arreglando una casa con su pareja para formar una familia.

Esperando la vacuna contra el VIH

Entre tanta noticia de las vacunas de la COVID ha pasado casi desapercibido que, por primera vez en más de 10 años, una vacuna contra el VIH entra en su última fase de ensayos. Se han cumplido 40 años de los primeros diagnósticos de esta enfermedad y todavía no se ha encontrado una cura definitiva. Los portadores de este virus creen que se debe, sobre todo, a la falta de apoyo político, de investigación y también al estigma que sufren. Beatriz Nogal ha charlado con Reyes Velayos, presidenta de "Apoyo Positivo" y con Iván y José, dos portadores de VIH. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?