Lunes, 18 de Enero de 2021

Otras localidades

La emoción de Mario al volver a la UCI tras un mes intubado por COVID: "Al salir, mi cuerpo estaba inerte"

"Es emocionante el volver y a la vez triste porque sigue estando lleno", confiesa Mario que no puede ni mirar a la mujer que ahora está en uno de los 'boxes', intubada como estaba él mientras intentaba recuperarse

Mario Bruno estuvo más de un mes en la UCI del Hospital Clínic de Barcelona y este jueves ha vuelto a los pasillos del centro para contarle a Àngels Barceló en un programa especial lo que recuerda. "Es emocionante el volver y a la vez triste al ver que sigue estando lleno", confiesa. Mario no puede ni mirar a la mujer que ahora está en uno de los boxes, intubada como estaba él mientras intentaba recuperarse del coronavirus. Es justo en ese momento que Àngels lo está contando en directo, desde los pasillo de la UCI, cuando Mario se viene abajo, se emociona y llora. Por eso, le invita a caminar un poco más adelante, para poder seguir charlando e intentando explicar sus intensas sensaciones.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Barceló le recuerda que entró en el Clínic a mediados de marzo. "Vine con síntomas de fiebre, un poco de malestar, llevaba una semana un pelín raro. El detonante fue al ir a desayunar, pedí un bocadillo pequeñito y no me sabía a nada. Entonces me empecé a preocupar y hablé con mi mujer. Tenemos unos amigos íntimos que son médicos y me dijeron que si no me iba al Clínic ese mismo día me iba a arrepentir y así lo hice", rememora.

Mario no llegó a estar en planta. Ingresó en la UCI el 15 de marzo y el 16 ya estaba intubado. "Me lo dijeron pero yo no era consciente. Me dan un papel y me explican lo que va a pasar. Si en ese momento me dicen que tengo que saltar de un puente para curarme, lo hago", explica.

"Al salir de la UCI mi cuerpo estaba inerte"

Sobre qué recuerda, en su cabeza resuenan las palabras de las enfermeras que le dicen que está en una zona COVID, en una UCI y que tiene que colaborar. "La sedación provoca muchas alucinaciones, yo veía a gente que me quería hacer daño. Todas esas cosas la gente tiene que saberlo. En esa sedación existe un trámite que es que tu cuerpo tiene que eliminar todo el producto y sufres alucinaciones", cuenta.

"Mi cuerpo era un cuerpo inerte cuando salí de la UCI. Yo movía el brazo izquierdo un poco, algo más el derecho. Y de las piernas solo movía los pies. Era la sensación de mover el culo y decir que no me puedo mover. Hablaba con mi mujer, se me caía el móvil y era una locura porque luego no podía cogerlo", rememora. Muchas veces le dijeron a su mujer que el caso de su marido era muy complicado. "Tenemos la suerte de que delegó el hablar con la UCI a mi hermana mediana que es muy positiva y lo intentaba suavizar y animar dentro de lo malo", cuenta.

Mario es diabético e hipertenso. Se siente muy orgulloso de haber dejado de fumar a los 40 años porque se lo prometió a su hijo. Ahora tiene 49. Ha recuperado masa muscular y se siente afortunado de estar vivo. Y para acabar quiere lanzar un mensaje contundente: "Este bicho mata".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?