Domingo, 28 de Noviembre de 2021

Otras localidades

David Beriain

Angelines Amatriain, madre de David Beriain: "Necesito saber qué pasó con mi hijo"

Un equipo de Hora 25 se desplaza a Artajona para hablar con la madre de David Beriain

Dentro de unos días se cumplen seis meses desde que el periodista David Beriain y su compañero cámara Roberto Fraile fueran asesinados en Burkina Faso. Un grupo vinculado a Al-Qaeda reivindicó días después su autoría, pero todavía se conoce bastante poco de las circunstancias que envolvieron al brutal asesinato. Un equipo de Hora 25 se ha desplazado a Artajona, en Navarra, el pueblo donde creció David y desde donde decidió que debía contar a la gente aquello que le pasaba a las comunidades que nadie escuchaba.

Antes de llegar a Artajona, un pequeñísimo pueblo llamado Uterga, esconde una iglesia, con un pequeño banco desde donde se ve el Monte del Perdón. Allí acudía con frecuencia la abuela de David Beriain y hay exactamente 93 metros desde la casa de la abuela de Beriain hasta el banco. Así se llamó la productora que fundó el periodista junto a su mujer Rosaura. 

"Yo tengo momentos muy duros, muy bajos, en los que me cuesta mucho entender que se ha ido. Su ausencia. A pesar de que la gente del pueblo me dice 'si lo veías poco", explica con Angelines con la voz queda. "Acepto que se haya ido. A pesar del inmenso dolor, entiendo que los hijos son de la vida, los hijos no son nuestros, sobre todo David. Esto podía suceder. Habría sido muy ignorante si hubiera pensado que no le podía pasar", señala la madre de Beriain. "Como no va pasando nada, piensas que es todopoderoso, pero resulta que no", dice.

La última conversación con David

"Siempre le decía 'David, no puedes no volver", explica Angelines acerca de las últimas palabras que cruzó con Beriain. "Me escuchaba Roberto y dije 'dile a Roberto que te cuide' y me dijo 'me tiene que cuidar él a mi', así que les dije que se cuidaran el uno al otro. Nos despedimos, me dijo que ya no podríamos hablar. Solamente podía mandarme Whatsapp y eso estuvimos haciendo. Me dijo que estaba bien. El último mensaje que recibí fue le viernes anterior. Yo le mandé el sábado y no contestó, ya estaban metidos en la parte de Burkina Faso donde iban a trabajar. El lunes fue cuando ocurrió", relata.

Y prosigue: "El lunes 26 a estas horas viene mi hijo pequeño y me monta en el coche. Fue algo que me llamó la atención. Cuando íbamos por el camino me dijo que había desaparecido. Respiré hondo, pero no tuve mucha consciencia de ese momento. Cuando llegamos a casa ya me dijo que había habido un atentado pero que entre ellos no estaba David. El embajador en Malí nos lo confirmó y nos dijo que creía que estaban bien. Yo me vine aquí. A las doce o así, Rosaura mandó un Whatsapp diciendo que el embajador había vuelto a mandar un mensaje diciendo que habían aparecido y que estaban bien. Que había un herido, pero no eran ni Roberto ni David". 

De madrugada, le mandaron otro Whatsapp con, otra vez, un mensaje del embajador en Malí. "Había habido un error, no eran españoles, eran de otra nacionalidad y estábamos como al principio. Nos dijo que apuntaba mucho a un secuestro. Esto a las cinco de la mañana. A las ocho, mi hijo Eduardo me dijo que habían aparecido tres cuerpos. Y por la descripción todo apuntaba a que eran ellos. A las once y media, vino Eduardo con su mujer y me dijeron que 100% eran ellos. A le media hora salió la ministra y se confirmó que eran ellos. Que los habían matado. Eso fue el inicio y nos dijeron que iban a procurar sacarlos de donde estaban", cuenta Angelines.

Los hechos

"Desgraciadamente no sabemos nada. Y a mí me gustaría que si me está escuchando alguien de la Audiencia Nacional quiero que sepan que después de seis meses no sé nada. Es un país muy complicado, posiblemente acabaremos sin saber nada. No sabemos si en ese ataque ya los mataron, si secuestraron primero a Roberto, si los remataron, etc. No sabemos absolutamente nada, está bajo secreto de sumario. A mí me pesa esto muchísimo como madre. Me prometieron que lo vería y nada. Cuando llegó a Madrid ya me dijeron que me olvidara. No quiero nada, no quiero una explicación judicial, quiero saber qué pasó, quiero cerrar eso como sea", explica emocionada.

"No concibo a David o Roberto huyendo. Yo quiero saber qué pasó con mi hijo en la medida que se pueda saber. David vivió totalmente libre. David era una persona muy sensible y muy abierta al mundo. Yo nunca he sabido lo que iba a hacer", señala Angelines. 

"Si volviera a nacer, aún sabiendo que iba a pasar lo mismo. Lo volvería a dejar. Lo volvería a dejar porque creo que los padres somos administradores de la vida de los hijos y que llegamos hasta donde llegamos, pero a partir de un punto no puedes atarlos. A mí eso me lo enseñó David claramente", afirma con rotundidad Angelines Amatriain.

"Era muy respetuoso con el dolor de la gente, él simplemente lo que hacía era contar lo que les pasaba. Cuando hablo de él me da la sensación de que se hace más presente", sentencia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?