Vídeo

ÁGORA DE HORA 25 Sigue en directo el Ágora de Hora 25 con Carmen Calvo, Pablo Iglesias y José Manuel García Margallo

Un Libro Una HoraUn Libro Una Hora
Ocio y cultura
Un Libro Una Hora

'Crimen y castigo', una de las cimas de la literatura universal

Una novela detectivesca, un ataque contra la juventud radical, un estudio sobre la 'alineación' y la psicopatología criminal

Dostoievski nació en Moscú en el 11 de noviembre de 1821, hace exactamente 200 años. Murió en San Petersburgo el 9 de febrero de 1881. Es uno de los principales escritores de la Rusia zarista, cuya literatura explora la psicología humana en el complejo contexto político, social y espiritual de la sociedad rusa del siglo XIX. Está considerado como uno de los más grandes escritores de Occidente y de la literatura universal.

Es el autor de 'Los hermanos Karamazov', 'El jugador' (que ya os hemos contado en 'Un libro una hora'), 'El idiota' o 'Los demonios'. 'Crimen y castigo' es una novela detectivesca, un ataque contra la juventud radical, un estudio sobre la 'alienación' y la psicopatología criminal. Es también una obra profética, una denuncia de las condiciones sociales en la Rusia urbana del siglo XIX, un alegato religioso y un análisis de la "voluntad de poder". Es una de las cimas de la literatura universal y cuanto más profundizas en ella, te das más cuenta de su complejidad.

'Crimen y castigo' fue la sensación literaria del año

Cuando en 1866 se publicó la primera parte de 'Crimen y castigo' alcanzó un éxito de público inmediato. El resto de la novela estaba aún por escribir y su autor se enfrentaba a la pobreza y las deudas para cumplir unos plazos cada vez más apremiantes. No obstante, tanto él mismo como sus lectores percibieron que la obra poseía un impulso interior propio que se hallaba vinculado a la vez con los procesos inexorables del cambio social exterior y de un despertar espiritual interior.

La aparición de las sucesivas partes de la novela supuso todo un acontecimiento social y público. Fue la sensación literaria del año, el único libro del que hablaban los adictos a la lectura. Y cuando se referían a él solían quejarse de su fuerza abrumadora y del efecto angustioso que ejercía en los lectores.

Más información

En las primeras reseñas, los críticos liberales e izquierdistas, que percibían el paralelismo entre el crimen de la anciana y las conversaciones sobre asesinatos políticos que impregnaban el ambiente, vieron la novela como una virulenta aportación a la lluvia de literatura "antinihilista" que había empezado a aparecer en la década de 1860.

Strájov intentó atraer la atención de sus lectores hacia la dimensión trágica universal de la novela como parábola del modo en que un joven con talento, tras unos terribles sufrimientos personales causados por la sociedad, queda arruinado por las ideas "nihilistas" y tiene que experimentar un proceso de expiación y redención.

La novela nos empuja a entrar en el alma del criminal, una atmósfera de tinieblas y horror

'Crimen y castigo' no ha dejado de presentar dificultades de interpretación. Incluso en la segunda mitad del siglo XX se escribieron estudios críticos acerca de la novela. Su protagonista representa esa visión de las cosas según la cual el hombre fuerte es su único amo y todo le está permitido. En nombre de su superioridad personal y de su creencia de que es una fuerza, se considera autorizado a cometer un crimen y, de hecho, lo ejecuta. Pero luego, de pronto, la acción que él consideraba una mera infracción de una ley externa sin sentido y un audaz desafío a los prejuicios de la sociedad resulta ser, para su propia conciencia, mucho más que eso; es un pecado, una infracción de la justicia moral interna.

En 'Crimen y castigo' se nos ofrece una descripción de todas aquellas condiciones que, al capturar el alma humana, la arrastran hacia el crimen; vemos el crimen mismo; y al mismo tiempo, con absoluta claridad, entramos junto al alma del criminal en una atmósfera de tinieblas y horror en la que respirar nos resulta casi tan difícil como a él.

El Infierno, el Purgatorio y el Paraíso

El tono general de la novela, impreciso e indefinible, es mucho más extraordinario que cualquiera de sus episodios individuales. La experiencia del pro y contra, el antiguo misterio del bien y el mal ataviado con el traje contemporáneo de mediados del siglo XIX y sin embargo no menos aterrador y elemental es el tema de 'Crimen y castigo', donde se establecen los asuntos de la culpa y el castigo, se proyecta el terreno del Infierno y el Purgatorio y se atisba vagamente el objetivo del Paraíso.

Dostoievski introduce el tema de la familia. La familia sin padre de Raskólnikov sirve también para desubjetivizar y universalizar la imagen con que se le aparece al lector. Podemos entender, no solo desde un punto de vista intelectual sino también en términos emocionales, el deseo de Raskólnikov de hacer algo a fin de garantizar la suerte de su madre y su hermana, de afirmar la fuerza de la que carece debido a la ausencia del padre.

Al mismo tiempo, somos conscientes en todo momento de hasta qué punto se ha alejado Raskólnikov de las fuentes que le vinculan a la existencia. El ambiente de la familia es de humildad, tolerancia y aceptación mutua; mediante sus pensamientos y acciones, Raskólnikov transgrede las leyes por las que se rige.

Este artículo contiene fragmentos de la introducción de David McDuff a la edición de Penguin Clásicos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad