La VentanaLa Ventana a las 16h
Actualidad

Mónica Baró, periodista cubana exiliada: "Quien controla las historias de un pueblo lo controla todo"

Tras salir de Cuba a principios de 2020, la periodista independiente se ha asomado a La Ventana para contar cómo vive un profesional de la información en el país y cómo es su situación

La Ventana a las 16h | Primeras veces

La Ventana a las 16h | Primeras veces

45:21

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1637337240200/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Mónica Baró es periodista y es cubana. Trabaja con el diario 'CiberCuba' y la revista 'El estornudo', ambos digitales. Se encuentra en nuestro país desde hace menos de un año, y ha querido asomarse a La Ventana para contar de primera mano la situación que atraviesa el país caribeño.

Extraño mercenarismo

Baró salió de Cuba en enero de 2021, y aunque ha visitado otros países, siempre ha vuelto a casa: “Mi carrera, mi vida completa y mi corazón estaba en Cuba y yo nunca en 32 años me había ido de mi casa, donde yo nací”. Con esta determinación, también ha narrado por qué debió dejar su hogar hace menos de un año: “Estuve durante demasiado tiempo sometida a una fuerte violencia política por parte de la seguridad del Estado cubano en alianza con las instituciones estatales cubanas y los medios de comunicación oficiales”.

Baró comenzó a practicar el periodismo independiente en 2015, pero fue en 2020 durante la pandemia del coronavirus cuando, según la periodista, la represión fue mayor: “Yo tuve un interrogatorio en abril de 2020 y ahí me amenazaron con procesarme por delito de mercenarismo, que tiene más de 20 años de cárcel”. Además, ha comentado que fue multada por las publicaciones.

La mejor peor decisión

“El gobierno cubano apunta en cuatro direcciones a todas las personas que realicen cualquier tipo de trabajo que les resulte incómodo: desestabilizarte emocionalmente, la cárcel, el exilio y luego, aunque se hable poco, que mueras”. Ha detallado que existen casos sin ser investigados ya que se trata de un régimen que “controla absolutamente toda la información”. Baró optó de manera obligada por el exilio, pues en el momento de irse ha revelado que tenía “un cerco policial constante y mucha vigilancia” con incluso cortes de internet. “Es una estrategia que les puede salir muy mal, porque quiénes estamos saliendo a diferencia de muchas generaciones anteriores no nos hemos desentendido de Cuba”, ha sentenciado la periodista.

¿Cuesta entender la situación cubana desde España? Una pregunta con la que Baró ha querido ir más allá de nuestro país: “Cuesta entender Cuba desde cualquier parte porque a diferencia del resto de los países que formaban parte del bloque soviético, Cuba era una isla sin fronteras con ningún otro lugar y que vivió durante mucho tiempo sumida en sí misma”. Una larga lista de prohibiciones al pueblo cubano provoca, según la periodista, una manipulación mayor: “Quien controla las historias de un pueblo controla todo”.

El acceso a Internet y especialmente la capacidad de poder adquirir datos móviles ha permitido a los periodistas que se encontraban “invisibilizados” poder trascender. “Yo creí en la Revolución cubana hasta que me fui informando cada vez más, fui haciendo periodismo y llegando a sitios que nadie llegaba”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad