Si amanece nos vamosSi amanece nos vamos
Salud y bienestar
Psicología

El arte de cumplir tus propósitos

Los objetivos para el año nuevo son más fáciles de conseguir si los enfocas siguiendo estos consejos

El ticket (II)

El ticket (II)

53:04

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1640753991336/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

¿Te has planteado alguna vez por qué te quedas lejos de alcanzar los objetivos que te habías propuesto para el año nuevo? Aquí te dejamos algunas de las claves:

1. Exceso de objetivos. Como en la fábula del cazador, quien apunta a dos patos no caza ninguno. Y no digamos ya cuando se trata de fulminar 10 objetivos de una lista. Fijarnos demasiadas metas al mismo tiempo es una garantía de fracaso. Los objetivos deberían afrontarse uno tras otro para no disipar las fuerzas.

2. Posponer el inicio. De nada sirven las buenas intenciones cuando no hay un punto de partida claro e inamovible. Si te has prometido acudir al gimnasio nada más terminar las fiestas y empiezas a aplazar el inicio, cada vez te resultará más difícil hacerlo.

3. Vivir “en urgencias”. El autor y conferenciante Stephen Covey decía que “lo urgente” es importante para otra persona, pero no para ti. Si corres de urgencia en urgencia, no te ocuparás de lo fundamental, categoría a la que pertenecen tus propósitos personales.

4. Falta de constancia. Cuando lo que te has propuesto supone un cambio de vida, empezar no es tan difícil como mantenerse. Hacer excepciones pondrá en peligro todo el plan. Estudios recientes señalan que son necesarios 66 días de media para considerar que un hábito está totalmente integrado.

5. Olvidar la recompensa. El resultado que buscas y la satisfacción de haberlo logrado es lo que mantiene a la mente motivada para seguir en el camino. Si perdemos de vista por qué lo estamos haciendo y cuál será el premio, las inercias del día a día erosionarán nuestra voluntad.

También es determinante la importancia que tiene para ti lo que te propones. Si intentas dejar de fumar por presión de terceros tienes menos probabilidades de lograrlo que tomas la decisión por sí mismo. Por eso, un propósito fuerte es aquel que te resuena como algo fundamental y necesario. ¿Cumplir esa meta va a marcar un antes y después en mi vida?

La increíble (pero cierta) historia de Lou Holtz, citada en el libro El Método Kamala de Ruper L. Swan

Como decía Jean Cocteau, “Lo hicieron porque no sabían que era imposible.” Y ese es el caso de Lou Holtz, un estadounidense que en la década de los 60 se hallaba en una situación crítica y llegó a la siguiente conclusión: «Si te aburre la vida, si no te levantas cada mañana con el ardiente deseo de hacer algo, es que no tienes suficientes objetivos».

A sus 28 años, había perdido su empleo, no tenía un centavo y su mujer estaba embarazada de 8 meses. Para salir de aquella negra situación, Lou Holtz decidió sentarse a redactar una lista de deseos de lo más alocada. Lo explicaba así en una entrevista:

«Mi mujer volvió a su trabajo como técnica de rayos X y yo me convertí en el papá-que-está-en-casa. Y fue en aquel tiempo, sintiéndome deprimido, cuando ella me compró aquel libro en que hablaban sobre objetivos e hice cinco categorías: cosas que quieres hacer como marido y padre, cosas que quieres hacer religiosamente, cosas que quieres conseguir financieramente, cosas que quieres hacer profesionalmente y, por último, cosas que quieres hacer a nivel personal (como saltar de un avión, ir en un submarino, estar en un tonight show, hacer magia, ir a cenar a la Casa Blanca o visitar al Papa). Mi mujer sugirió añadir ‘conseguir un empleo’, y ese fue el objetivo 108».

Tras redactar 108 deseos, muchos de los cuales parecían verdaderos disparates, Lou Holtz pasó a la siguiente fase:

«Una vez has escrito todo lo que quieres conseguir en la vida, asegúrate de que cada día haces algo concreto para cumplir al menos uno de esos sueños». Y lo mejor de todo es que llegó a cumplir casi todos los imposibles, como conocer al Papa, cenar en la Casa Blanca y noventa propósitos más de la lista.

Los seis pasos del método Holtz

1. Decide lo que quieres lograr y cuándo quieres lograrlo.

2. Averigua qué necesitas aprender para conseguirlo.

3. Medita con quién necesitas trabajar para llegar a ello.

4. Plantéate cuáles son los obstáculos que te encontrarás.

5. Ten una estrategia.

6. Explícale a los demás por qué saldrán ganando si se asocian contigo

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad