Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

CONSEJO DE MINISTROS CONSEJO DE MINISTROS El Gobierno aprueba este martes la subida de las pensiones para este año
Robotización

La robotización, la solución para tener productos baratos y no cerrar fábricas en España

Santiago Niño señala en La Ventana de los Números que la única forma de poder mantener un consumo desenfrenado como el actual, con precios bajos y sin tener que cerrar fábricas sería sustituir a todos los trabajadores por robots

Santiago Niño opina que “no se puede tener todo”, y menos cuando se trata de continuar consumiendo en grandes cantidades a precios muy bajos y sin perjudicar el comercio local. Este deseo tan contradictorio está reflejado en la viñeta de José Luis Martín para La Vanguardia, en la que unos manifestantes piden: “‘¡Queremos comprar camisas a 5 € pero sin que cierre la fábrica de camisas de nuestro pueblo!”.

José Luis se ha asomado a La Ventana de los Números para comentar esta viñeta, que cree refleja un problema de gran calado actualmente: “Vivimos en una sociedad extremadamente compleja, cada vez más, y tenemos unas contradicciones tremebundas”.

¿La solución? Robotizar

Estas contradicciones, teme, no van a hacer más que aumentar a medida que sigamos el camino marcado, aunque Santiago Niño ha propuesto una solución: “Se pueden comprar camisas a cinco euros hechas en la fábrica del pueblo de al lado, lo que pasa es que la solución es muy fea, porque significa robotizar absolutamente toda la fábrica de camisas, con cero personas, meter maquinas, hacer cantidades gigantescas de camisas para vender en muchos lugares”.

“Todo no se puede tener, es imposible”, ha asegurado el economista, que también cree que la robotización sería la solución, aunque moralmente cuestionable, a este problema en otros países: “En EE. UU. no queda ninguna fábrica de Levis, la última cerró hace cinco o seis años. Las fábricas de Levis podrían volver perfectamente, el Made in the USA de hace treinta o cuarenta años podría volver, lo que pasa es que con todo absolutamente robotizado”.

Cambiar la tendencia capitalista

“Tenemos que cambiar el chip del capitalismo”, ha añadido Niño. “El capitalismo está basado en más consumo de más cosas, aunque sea a un precio más barato, y cambiar ese chip es muy complicado, porque las grandes marcas populares se basan en grandes cantidades con costes muy bajos para tener márgenes no muy altos, sino gigantescos”.

Producir en una fábrica de Estados Unidos, explica, implica pagar el equivalente a siete euros la hora a sus trabajadores, mientras que con los trabajadores de fábricas en Bangladés esto se reduce a tan solo setenta céntimos al día. “La única forma de resolver esta diferencia salarial es robotizando”, ha explicado.

José Luis Martínez también opina que “la robotización ya está aquí, y nosotros nos vamos a tener que adaptar”. En algún momento, asegura, encontraremos en nuestra etiqueta una señal de que la prenda está hecha por humanos en vez de robots, y eso hará que pagemos más por ella.

Santiago Niño no duda de que en un futuro cercano, “si en la etiqueta pone fabricado por humanos, la camisa en vez de costar cinco euros costará 100”, y el que la camisa esté fabricada por personas será “un hecho diferencial, un plus”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?