Lunes, 17 de Enero de 2022

Otras localidades

Anxo Lugilde, periodista, sobre su depresión: "Dejé los antidepresivos para quitarme el freno y suicidarme"

En el Día Mundial de la Lucha conta la Depresión, el periodista y autor de 'La vieja compañera. Mis treinta años de lucha contra la depresión' se ha asomado a La Ventana tras salir de un centro de salud mental

No es la primera vez que el periodista gallego Anxo Lugilde se asoma a La Ventana. Ya lo hizo cuando acababa de publicar 'La vieja compañera', el libro en el que cuenta sus treinta años de lucha contra la depresión. En el Día Mundial de la Lucha Contra la Depresión, hay en España diagnosticadas tres millones de personas. Es la enfermedad mental más común en nuestro país. Ha querido volver a los micrófonos del programa tras recibir recientemente el alta del centro de salud mental en el que ha estado ingresado.

El peligro de "quitarse el freno"

Catorce días ha estado ingresado Lugilde en el centro, y ha explicado los motivos: “Hay momento de descompensación en el tratamiento experimental que tenía. No podía seguir mucho más porque me podía causar daños urológicos”. No obstante, también ha comentado el lado más oscuro de su situación: “Dejé de tomar los antidepresivos para ver si eso me quitaba el freno y conseguía suicidarme”. Ha admitido que hizo “planes diversos” para quitarse la vida, y su psicóloga quiso recordarle el papel de su familia cuando acudió a ella: “Mi psicólogo me explicó lo que le pasaría a mi madre si me tiraba”.

Lugilde ha expuesto que “salir del armario” y hablar abiertamente de su enfermedad le ha ayudado: “Es una liberación, pero también está el poder ayudar a los demás”. El periodista y escritor ha explicado que la salud mental es una cosa “muy fastidiada” y ha admitido desconocer la existencia del Día Mundial de la Depresión.

Un secuestro

“Es una de las grandes lacras de nuestro tiempo. Tres millones de diagnosticados es una bestialidad”. Así ha descrito Lugilde la depresión, y ha recordado que también habría que tener en cuenta a las personas que no están diagnosticadas. “La enfermedad en sí, sus mecanismos son diabólicos; es una secuestradora del cerebro y lo pone a funcionar en negro, en tu contra”, ha lamentado.

La detección y apoyo por parte de su círculo cercano, aunque ha explicado que no es suficiente: “El problema está cuando el apoyo no está en ti. Por último, ha expuesto algunas claves para detectar a una persona con depresión, como la falta de comunicación, una constante negatividad o la falta de motivación constante a la hora de realizar tareas cotidianas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?