Sociedad

Los contenedores que nadie quiere en su puerta

Ante las quejas de vecinos y comerciantes, el Ayuntamiento de Logroño apuesta por la recogida de residuos 'puerta a puerta' para eliminar las molestias que ocasionan los cubos de la basura

Calle Benemérito de la Guardia Civil / Cadena SER

Logroño

La calidad del paisaje urbano de las ciudades es importante. Logroño está inmerso en una transformación integral y es que, la pandemia ha evidenciado la necesidad de un cambio urgente en el modelo urbano. La peatonalización es el primer paso para humanizar las ciudades, pero pasear por un entorno abarrotado de contenedores pone en jaque la higiene y la estética de calles y avenidas.

En la capital riojana los contenedores se cuentan de diez en diez. Dos azules, para papel y cartón; otro par de contenedores amarillos para los envases de plástico; seis contenedores para los restos orgánicos, y sin olvidarnos del iglú verde para el vidrio, con la sintonía de cristales rompiéndose cada vez que las botellas chocan con el fondo del contenedor.

Bretón de los Herreros

Es un paisaje nada desconocido para quienes paseen por la calle Bretón de los Herreros, peatonalizada en el 2010 y que más de diez años después las terrazas han ido ganando espacio a sus anchas. Los bares y restaurantes de la zona solo tienen que recorrer unos pasos para deshacerse de los residuos en esta hilera de contenedores, que incluso a veces quedan insuficientes y los envoltorios, cajas y cartones quedan fuera de estos elementos de reciclaje.

Calle Bretón de los Herreros

Calle Bretón de los Herreros / Cadena SER

Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil

La imagen se repite en otras calles de la ciudad recién peatonalizadas como Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil, donde se ultimaron unas obras de peatonalización el pasado mes de agosto entre entre Gran Vía y la calle Murrieta.

Un tramo que sufrió un lavado de cara y que cuenta a día de hoy con zonas estanciales, bancos de madera, papeleras y aparcabicis. Sin embargo, los comercios de la zona reclaman la retirada de una hilera de nueve contenedores, que afea la estética de la calle.

Calle Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil en Logroño

Así lo relatan en los micrófonos de la SER desde la pastelería Goya: "No es solo la estética, es la higiene. En verano se llena de moscas y entran a la tienda. No hace falta tal número de contenedores, es una exageración y además, la mitad están vacíos porque en las calles de alrededor hay otros tantos", asegura esta comerciante. Es más, ya se están tomando cartas en el asunto y la comunidad de vecinos y comerciantes del edificio ya ha comenzado a recoger firmas para intentar solucionar este problema.

Los contenedores que nadie quiere en su puerta: calle Benemérito de la Guardia Civil (24/11/2022)

00:24

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1669295160768/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Mercado de Abastos

Hay más comercios en otros puntos de la ciudad con el mismo problema. Hablamos de un edificio singular y emblemático para Logroño, como es el Mercado de Abastos. En concreto en la calle Sagasta, 'La Casa del Pimentón', que con una acera estrecha tiene tres contenedores en su fachada. Un comercio que en su escaparate ha colocado una denuncia con un cartel en el que se puede leer: "¿Dónde está el gusto estético del ayuntamiento cuando tapa la entrada de este magnífico edificio con contenedores de basura?".

Los contenedores que nadie quiere en su puerta: Mercado de Abastos (24/11/2022)

00:29

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1669295565571/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La casa del pimentón en la calle Sagasta

La casa del pimentón en la calle Sagasta / Cadena SER

La casa del pimentón en la calle Sagasta / Cadena SER

República Argentina y Avenida Portugal

No son las únicas imágenes de contenedores que trastocan el paisaje urbanístico de Logroño. Avenida Portugal es otro de los puntos donde también el puñado de contenedores molesta a los comercios de la calle. El recorrido nos lleva también a una de las vías recién urbanizadas: República Argentina, donde los propietarios de los establecimientos pidieron una y otra vez que se soterrasen los contenedores en el momento en el que se iba a levantar la calle. Sin embargo, el soterramiento de los residuos en la capital riojana parece que va a tardar en llegar y habrá que hacer hueco para un nuevo contenedor en la ciudad: el marrón.

Avenida Portugal

Avenida Portugal / Cadena SER

Logroño ya inició en abril del pasado año una primera fase de este proceso en los barrios de Valdegastea, El Arco, La Guindalera y Los Lirios, y las calles Portillejo, Avenida de Burgos, Rodejón, Entrena, Alfonso VI y Piqueras a través de 100 contenedores marrones. Ahora, serán otros 360 contenedores marrones los que se incluirán en Logroño.

Recogida puerta a puerta

"Está claro que nadie quiere un contenedor enfrente de su casa o su negocio, pero tampoco quieres tener que recorrer una manzana para tirar la bolsa de basura", así lo comenta el concejal de Medioambiente, José Manuel Zúñiga, en los micrófonos de la SER. Logroño baraja varias tipologías de gestión de residuos y la que más cambiaría el paisaje urbano de la ciudad sería la llamada 'recogida de residuos puerta a puerta'.

"Se estima que la atención puerta a puerta podría beneficiar a aproximadamente 100 negocios de hostelería y unos 3.600 vecinos del Centro Histórico", explica Zúñiga. Un servicio que se llevaría a cabo mediante el sistema de vehículo 'nodriza' (camión recolectorcompactador) y vehículos 'satélite' (mini recolectores eléctricos de 3,5 metros cúbicos de capacidad y de reducidas dimensiones para acceder a las calles del ámbito de actuación).

Los contenedores que nadie quiere en su puerta: La recogida puerta a puerta (24/11/2022)

01:37

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1669295657492/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La metodología es la siguiente: Se repartirían por ejemplo, cubos de 10 o 20 litros para bares y cafeterías o contenedores de 80 litros para restaurantes. La recogida se realizaría todos los días del año en dos franjas horarias, "algo que habría que consultar y consensuar con la hostelería". Los vehículos irían puerta a puerta de los establecimientos para retirar estos cubos.

Para la recogida de residuos generados por el vecindario se plantean dos opciones: depósito por parte de cada ciudadano de forma individual en los contenedores de carga lateral instalados en el perímetro de la zona, o bien la participación voluntaria de comunidades de vecinos en el sistema de puerta a puerta. En dicho caso, se suministraría a la comunidad de propietarios interesada un cubo de 80 litros que guardaría en su finca y deberá sacarse a su portal para ser recogido en el sistema puerta a puerta. Tras ser recogido, el contenedor deberá ser guardado por cada comunidad dentro de su finca. Zúñiga asegura que estas medidas supondrían eliminar contenedores de la ciudad.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad