Últimas noticias Hemeroteca

La peripecia del Tireless

El submarino nuclear, averiado, pasó 353 días en Gibraltar

Casi un año, 353 días permaneció el submarino nuclear Tireless en Gibraltar. Llegó el 19 de mayo de 2000, con una avería en el circuito de refrigeración de su reactor atómico.

Se decidió su reparación en la base militar británica, ante la alarma de los habitantes y las autoridades españolas de la zona, que fueron tranquilizadas por el entonces ministro de Asuntos Exteriores.

Josep Piqué dijo que las autoridades británicas habían asegurado que no existía riesgo para la población pero que aún así se habían extremado las medidas de seguridad. El ministro añadió que "no había alternativa razonable a la repatración del submarino en Gibraltar".

PRIMERO AZNAR BROMEA, LUEGO RECTIFICA

Ausencia de riesgo, decía el Reino Unido. Pero había que fiarse de su palabra, puesto que la información en torno a la situación del Tireless era nula. El propio Aznar consideró el caso Tireless como una cuestión de confianza hacia su amigo Tony Blair, y en una comparecencia pública de ambos se permitió, incluso, hacer chistes.

"Ya te dije que tocaba inmersión… era más divertido cuando tocábamos El submarino amarillo, pero ahora tenemos que resolver las cuestiones que se produzcan en ese marco de confianza y de transparencia entre dos gobiernos que son socios y aliados". Eso lo decía en octubre del año 2000. Pero la reparación se prolongaba, nadie sabía qué le pasaba al Tireless y la población de La Línea se manifestaba pidiendo que se llevaran al dichoso submarino.

En diciembre, el presidente del Gobierno rectificó y dijo que lo mejor era que el Tireless se fuera. "Lo más deseable es que el submarino fuera trasladado al Reino Unido", dijo entonces Aznar.

Aún así, el Tireless se quedó hasta el 8 de mayo de 2001. Al día siguiente, el ministro Piqué anunciaba que Londres le había dado garantías: nunca más se repararan submarinos nucleares británicos en Gibraltar.

Aznar: "Lo más desable es que el submarino fuese trasladado al Reino Unido" (archivo)

Aznar a Blair: "Era más bonito cuando cantábamos el submarino amarillo" (archivo).

Josep Piqué, entonces Ministro de Exteriores: "Las autoridades británicas han reiterado que no hay riesgo para la población"(archivo)

Manifestantes: "Aznar llévatelo a Madrid y ponlo en tu jardín" (archivo)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?