Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La policía marroquí registró los domicilios de varios autores del 11-M una semana después de la masacre

En conexión directa con la española

Una semana después de los atentados del 11-M la policía marroquí, en conexión directa con la española, comenzó a registrar varias viviendas de familiares de algunos de los autores del 11-M. Entre los primeros inmuebles registrados está, el 17 de marzo, el de la familia de Jamal Ahmidan, más conocido como 'El chino', uno de los suicidas de Leganés. Así lo confiesa el hermano de 'El chino' en la declaración que presta ante la justicia española.

Según este testimonio, él mismo avisa el 20 de marzo a su hermano de que no viaje a Marruecos porque la gendarmería marroquí lo está buscando.

El siguiente inmueble registrado es el de Hasam Aglif, otro de los procesados. Esta vez es un amigo quien desde Marruecos avisa a Aglif de que la Policía ha entrado en casa de sus padres y hermanos para quitarles los teléfonos móviles y varias agendas de teléfono que encontraron registrando el piso.

Aglif también tenía pensado por estas fechas viajar a Marruecos, pero después de la llamada de aviso decide quedarse escondido en España. A la familia de Said Berraj, uno de los implicados por el 11-M que ahora mismo permanece huido, le visita la gendarmería marroquí el 22 de marzo. Lo avisa su hermana, que vive en una localidad próxima a Tetuán y que después de muchas llamadas localiza a Berraj en Málaga. Éste, más conocido como 'Said el mensajero' abandonó Madrid cuatro días antes de los atentados refugiándose en Malaga hasta el 30 de marzo, que es cuando definitivamente la Policía española le pierde la pista.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?