Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El falso clonador de óvulos, acusado de apropiación indebida

El surcoreano Hwang Woo-suk pudo llevarse 6,4 millones de dólares de donaciones

La Comisión de Auditoría e Inspección de Corea del Sur ha acusado de apropiación indebida de fondos públicos y privados al polémico científico surcoreano Hwang Woo-suk, autor del fraude sobre células madre de embriones humanos clonados.

El citado cuerpo gubernamental ha dictaminado que Hwang se apropió de 6.200 millones de wones (unos 6,4 millones de dólares) de esas donaciones, que estaban destinadas a subvencionar los experimentos e investigaciones sobre células madre cuyos datos falsificó.

El escándalo en torno a Hwang Woo-suk ha conmovido los pilares del sector científico surcoreano y derribado la reputación de quien hasta hace poco era considerado el pionero de la clonación en Corea del Sur y referente mundial de las investigaciones sobre células madre de embriones humanos clonados.

Bajo sospecha

Hwang está siendo también investigado por la falsificación de sendos estudios sobre células madre publicados en 2004 y 2005 por la prestigiosa revista norteamericana "Science", que difundió uno de los mayores fraudes científicos de las últimas décadas. En 2004, el doctor en veterinaria dijo haber obtenido células madre de embriones humanos clonados.

Un año después, Hwang se atribuyó la obtención de once células madre específicas, procedentes de embriones humanos clonados a partir de pacientes enfermos, descubrimiento que, de haber sido cierto, habría posibilitado avanzar en la curación de enfermedades como la diabetes, el parkinson y el alzheimer. Sin embargo, un comité de investigación del centro para el que Hwang trabajaba, la Universidad Nacional de Seúl, determinó que nunca existieron tales células madre conseguidas a partir de pacientes específicos.

La Fiscalía investiga a Hwang además por su presunta obtención ilegal de los óvulos humanos sobre los que se realizaron sus experimentos; al parecer, el científico empleó los óvulos de sus colaboradoras y se pagaron además sumas de dinero a otras donantes.

Las primeras investigaciones apuntan a que Hwang pudo utilizar parte de esos fondos para obtener apoyo a sus investigaciones en las altas esferas del poder, en concreto de la principal asesora en materia de ciencia del presidente surcoreano, Roh Moo-hyun.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?