Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La 'caja negra' del tren de Villada desvela que el maquinista reconoció el aviso de precaución

El conductor asegura que no se le advirtió de que se iba a encontrar con un cambio de vía

El maquinista recibió la señal que le advertía de que debía reducir la velocidad a 30 kilómetros por hora y transmitió a través del sistema que había reconocido esa señal. Eso es lo que concluye el informe del Ministerio de Fomento, que explica que, a pesar de que el conductor se dió por enterado, el convoy entró en Villada a 125 kilómetros por hora. Se pone el acento, por tanto, en el error humano, y se descarta el fallo técnico, tal y como adelantó la Cadena SER.

El informe de la comisión de investigación del accidente —formada por Fomento, RENFE y ADIF—, que se preveía para antes de medianoche y que se ha retrasado, apunta que el descarrilamiento fue debido a un fallo humano.

Fomento asegura que, del análisis de los registros de la locomotora, del centro de control de León y de la estación de Villada, se extrae la conclusión de que tanto el tren como la infraestructura estaban en perfetas condiciones técnicas. De todos modos, y ante la declaración del maquinista, el Ministerio de Magdalena Álvarez va a seguir investigando.

El maquinista declaró ante la Policía Judicial que no se le advirtió de que iba a encontrar un cambio de vía, el lugar en el que descarriló el Intercity. Según las fuentes de la investigación consultadas por la Cadena SER, el maquinista ha declarado que su actuación fue correcta y que maniobró en función de lo que le indicaban las señales.

El conductor, según esas mismas fuentes, ha dicho a la policía que no se le advirtió de que se iba a encontrar con un cambio de vía en la estación de Villada y que por eso mantuvo la velocidad que, como les viene contando la SER, superaba los 100 kilómetros por hora en el momento del descarrilamiento.

Nueve ingresados

Aunque la velocidad genérica en ese tramo está limitada a 130 kilómetros hora, en un cambio de agujas como por el que pasó el tren antes de descarrilar, la velocidad máxima convencional se sitúa entre los 30 y los 80 kilómetros por hora. La ministra ya ha pedido comparecer en el Congreso para explicar el accidente, aunque la fecha tendrá que decidirla la Diputación Permanente.

Nueve de los 36 heridos en el accidente permanecen ingresados. El más grave es un joven de 22 años, hijo de un concejal del ayuntamiento de Ourense.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?