Domingo, 16 de Enero de 2022

Otras localidades

11-M

Un policía aclara por qué apareció una mochila con explosivos en la estación de El Pozo

El portero de una finca de Alcalá de Henares se fijó en uno de los ocupantes de la furgoneta Kangoo "porque iba muy tapado"

En el juicio sobre el 11-M, un policía municipal de Madrid ha aclarado por qué se encontró una mochila con explosivos el día de los atentados en el andén de la estación de cercanías de El Pozo y que no fue localizada por los Tedax. Fue este agente quien retiró la mochila y la puso donde pudo por miedo a que explotara.

"Como la prioridad era sacar a los heridos, saqué la mochila y la dejé donde pensaba que pudiera ser un lugar seguro por si estallaba", ha dicho el agente, quien ha agregado que su "intención era dejarla en las vías del tren" pero la incertidumbre por si explotaba el artefacto le hizo dejarlo "en el andén".

El agente explicó que acudió con otros cinco compañeros a la estación con la orden de "rescatar a las víctimas". "Entramos en uno de los vagones que no explosionaron", explicó el policía, quien relató que él se quedó en la parte de abajo, se tiró al suelo y vió la mochila. "Me llamó la atención porque en el vagón había ropa, enseres, pero no bolsas", dijo.

La mochila, de color negro y unos 10 kilos de peso, estaba debajo de uno de los asientos, situada hacia la mitad del vagón y pegada a una de las ventanas. El agente comprobó el interior para cerciorarse de si había un artefacto y vió "un teléfono móvil, una maraña de cables, y un recipiente de plástico que me pareció anaranjado", añadió.

El portero de la finca de Alcalá

También ha declarado esta tarde el conserje de una finca de Alcalá de Henares situada cerca de la estación de tren. Este portero sospechó de tres individuos que salieron de una furgoneta Kangoo porque uno de ellos "iba muy tapado" a pesar de que no hacía excesivo frío aquella mañana.

El conserje explicó que el 11 de marzo de 2004 se dirigía a las siete de la mañana a la estación para recoger la prensa gratuita, como hacía habitualmente, cuando vió a tres personas en el vehículo que le resultaron "sospechosas". Una de ellas bajó del coche, muy abrigado y con un gorro y cogió "una mochila y un bolso" —dos cosas en cualquier caso— y se encaminó hacia el punto de salida de los trenes.

Cuando regresó a su portería la Kangoo continuaba aparcada en el mismo lugar pero ya no había nadie en el interior y la furgoneta estaba cerrada, dijo. "Después me entero que está pasando y, por pura intuición, pienso que tienen algo que ver", añadió.

Policía municipal testigo del 11-M en El Pozo: "Dejé la mochila donde pensaba que era un sitio seguro"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?