Jueves, 04 de Junio de 2020

Otras localidades

EL JUICIO DEL 11-M

El tribunal del 11-M desmonta, prueba a prueba, la 'teoría de la conspiración'

En la sentencia se asegura que no existe ninguna prueba que relacione a los terroristas y la organización ETA

Pilar Manjón atiende a los medios tras escuchar la sentencia

Pilar Manjón atiende a los medios tras escuchar la sentencia / REUTERS

El Tribunal del 11-M ha desmontado, prueba a prueba, la 'teoría de la conspiración', defendida por medios sensacionalistas y avalada por el Partido Popular, desde hace ya tres años, y respalda la investigación sumarial del juez Juan del Olmo y la fiscal Olga Sánchez. Ni rastro de ETA, ni pruebas que relacionen el atentado con la organización terrorista vasca. Los tres jueces establecen las mayores condenas para el minero Emilio Suárez Trashorras y Jamal Zougam y deciden absolver a Rabei Osman, 'El Egipcio', junto a otros siete encausados. El juez ha aclarado a las víctimas que 'El Egipcio' no puede ser condenado por pertenencia a banda armada por estar ya condenado por este delito en Italia y que el Tribunal no ha encontrado pruebas para condenarle como autor intelectual de los atentados. Sin embargo, en las páginas 172 y 173 de la sentencia, los magistrados dicen que los autores de los atentados pertenecen a una célula yihadista. Según fuentes jurídicas consultadas por la Cadena SER, es una evidente y clara la alusión a la red Al Qaeda y en este sentido, aunque no se mencionan nombres, los autores de los atentados obedecerían a una orden genérica de Bin Laden.

El presidente del tribunal que ha enjuiciado el mayor atentado terrorista de la historia de España, el magistrado Javier Gómez Bermúdez, ha comenzado a las once y media de la mañana la lectura de la sentencia, desestimando todas y cada una de las objeciones de indefensión planteadas por las defensas, asegurando que, en todo momento, durante la instrucción sumarial, estuvieron protegidos por la Ley. Una vez aclarado este aspecto, el magistrado ha comenzado a desgranar todos los aspectos de la investigación y ha desmontado, prueba a prueba, toda la 'teoría de la conspiración':

Ni rastro de ETA: El Tribunal no encuentra rastro de la organización terrorista ETA en el 11-M. Ninguna de las pruebas aportadas en el juicio relaciona el atentado con la banda.

Furgoneta Renault Kangoo: Este vehículo estuvo completamente controlado y no se rompió la cadena de custodia una vez que fue localizada en la estación de trenes de Alcalá de Henares (Madrid). Sobre su contenido, se localizaron cartuchos explosivos idénticos a los encontrados en el domicilio de Leganés, donde se suicidaron siete de los presuntos autores materiales de la matanza. No tiene base real los intentos de algunas defensas, cercanas al PP, de que no existían ciertas pruebas dentro del vehículo, que han sido reconocidos por su propio propietario.

Mochila de Vallecas: no se rompió la cadena de custodia de esta prueba, a la que se ha puesto a la vez en duda su existencia y su control por parte de los 'conspiranoicos'. Existió y fue controlada perfectamente por los agentes desde el momento que se localizó en la comisaría de Puente de Vallecas. Esta prueba, además, es idéntica a otras encontradas en otros puntos de la investigación, por tanto, es clave en la investigación.

Explosivos: Toda o gran parte de la dinamita que explosionó en 11-M y en el piso de Leganés procedía de Mina Conchita (Asturias). El explosivo utilizado fue Goma, no se sabe qué marca, pero procedente de esta mina. Su robo se produjo por la falta de seguridad en el recinto y la connivencia de algunos trabajadores procesados. Ha quedado demostrada la versión del, hasta hoy, único condenado, el menor 'Gitanillo', que acusó a varios de los imputados del robo de los explosivos, a la cabeza de ellos, Emilio Suárez Trashorras.

Suicidio en Leganés: No existen dudas sobre lo que ahí ocurrió (por tanto, ni suicidas congelados, ni ausencia de los mismos, como se ha insinuado desde algunas defensas y acusaciones). Sobre un documento encontrado de ETA durante el desescombro, queda claro que es propiedad de un vecino que hasta junio de 2003 estaba destinado en la Comisaría General de Información en funciones de seguimiento de etarras, y que ya había aclarado este aspecto ante el juez.

Las mayores condenas para Suárez Trashorras y Zougam. Absolución para 'El Egipcio'

Jamal Zougam y Otman El Gnaoui han sido condenados como autores materiales del atentado a más de 40.000 años de prisión. Son culpables de 191 asesinatos y dos abortos, de 1.856 asesinatos en grado de tentativa y de cuatro delitos de estragos terroristas. José Emilio Suárez Trashorras, considerado cooperador necesario de la matanza, ha recibido una pena algo inferior (casi 35.000 años) por los mismos delitos más aquellos devenidos de los sucesos de Leganés, al tomarse en cuenta la eximente de "anomalía psíquica".

El Tribunal rebaja sustancialmente las peticiones de prisión hechas por la Fiscalía y las acusaciones para Yousef Belhad y Hassan El Hasky (presuntos autores intelectuales a los que condenan sólo a diez años), Abdelmajid Bouchar y el confidente Rafa Zouhier.

Mientras, Rabei Osman el Sayed, El Egipcio, juzgado como autor intelectual de la matanza, ha sido absuelto. Tras la sentencia, el juez ha bajado a consolar a las víctimas y les ha explicado que el tribunal podría haber condenado a 'El Egipcio' por pertenencia a banda armada, pero que ya está condenado por este delito en Italia. También lo han sido Antonio Toro Castro, Carmen Toro Castro, Emilio Llano Álvarez, Javier González Díaz e Iván Granados, que fueron juzgados como integrantes de la trama asturiana que proporcionó los explosivos; y los hermanos Mohamed e Ibrahim Moussaten, juzgados como colaboradores en la matanza.

Indemnizaciones para las víctimas

El tribunal del 11-M ha fijado indemnizaciones de entre 30.000 euros y un millón y medio de euros para las víctimas directas e indirectas de los atentados. Según ha explicado el presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, se ha establecido una clasificación en doce grupos, de menor a mayor gravedad.

Además de los doce grupos, el tribunal ha hecho una excepción con el caso de Laura Vega, una joven de 29 años que está en estado vegetativo permanente tras alcanzarle la explosión de Atocha, para la que fija una indemnización de un millón de euros y un depósito de 250.000 euros para su tratamiento.

Primera parte de la sentencia del tribunal del 11-M leída por el magistrado Javier Gómez Bermúdez

Segunda parte de la sentencia del tribunal del 11-M leída por el magistrado Javier Gómez Bermúdez

Juez Bermúdez: "Ninguna tesis de la defensa avala la relación de ETA con el 11-M"

Juez Bermúdez: "El explosivo utilizado fue dinamita plástica tipo Goma y procedía de Mina Conchita"

Juez Bermúdez: "Los cartuchos explosivos de la furgoneta Kangoo eran idénticos a los del piso de Leganés"

Juez Bermúdez: "No existen dudas sobre la muerte de los suicidas de Leganés"

Juez Bermúdez: "La mochila estuvo perfectamente vigilada y es una prueba clave en la investigación"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?