Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 19 de Enero de 2020

Otras localidades

La organización del Orgullo se retracta y dice ahora que no abandonará Chueca

Se han comprometido a respetar los 80 decibilios que exige la norma

Una decisión que viene tomada tras las reiteradas quejas de suciedad, botellón y falta de descanso de los vecinos /

La organización del Orgullo Gay no ha ratificado esta tarde el acuerdo alcanzado este miércoles con el Ayuntamiento para abandonar Chueca como epicentro de las fiestas el próximo año, aunque se han comprometido a buscar escenarios complementarios

Según ha informado un portavoz del Consistorio, será la propia organización de Madrid Orgullo (Mado) de 2010 la que tomará la decisión final, "siempre y cuando se respete el derecho al descanso de los vecinos".

Esta medida fue tomada tras la reunión mantenida este miércoles entre la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, y representantes del Colectivo de Gays de Madrid (COGAM), la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y la Asociación de Empresas para Gays y Lesbianas (AEGAL).

"El compromiso a cuatro bandas entre todos los implicados asegura la continuidad de las fiestas en Chueca, el barrio donde germina el movimiento LGTB en España, nuestro Stonewall", ha señalado la FELGTB.

Las partes también se han comprometido a una nueva reunión tras la celebración del Orgullo 2009 para buscar salidas a las demandas vecinales, encontrar espacios complementarios que puedan diversificar el público "y así reducir el impacto medioambiental, que el pasado año llegó a superar los dos millones de personas entre las fiestas y la Manifestación Estatal del Orgullo", afirmó la Federación.

Un malentido el traslado

Por su parte, el coordinador general de Mado, Juan Carlos Alonso, ha manifestado que el cambio de postura ha sido, en realidad, fruto de un "malentendido o confusión". "Tanto en las reuniones del martes como las del miércoles, nuestro objetivo era conciliar la celebración del Orgullo con el derecho al descanso de los vecinos y procurar que tenga el menor impacto ambiental posible", ha aclarado.

"En ningún momento dijimos que íbamos a trasladar la fiesta de Chueca de forma definitiva. Lo que tenemos claro antes y ahora es que, después del Orgullo de este año, hay que buscar soluciones y espacios complementarios para que las actividades con más aglomeración de gente puedan ser realizadas en otras ubicaciones", precisó el coordinador de Mado.

Así, ha indicado que las normativas van cambiando, "las fiestas han tenido mucho éxito y gran participación, y también excesivo impacto". "Tal y como hoy estamos en Chueca, esto es excesivo", reconoció Alonso. No obstante, no renuncia a que parte de las fiestas del año que viene se celebren en Chueca, "que es el barrio gay por excelencia de Madrid, el corazón de la ciudad".

Respetar los 80 decibelios

Por otro lado, el coordinador de Mado ha destacado un "espíritu de convivencia" para mantener las fiestas, junto a la opinión de las asociaciones de vecinos y Administración. Igualmente, ha resaltado "la buena disposición" mantenida por el Ayuntamiento y la concejal de Medio Ambiente "para llegar a un acuerdo entre todos".

Respecto a las fiestas de este año, Alonso ha señalado que se respetará el límite de ruido y que se mantendrán los horarios tal y como estaban previstos. Es decir, hasta las 00.30 y el viernes y el sábado hasta las 2.30 horas. No obstante, el domingo se reducirá la música en barras, altavoces y escenarios una hora antes , a las 23.30.

De cara a este año, la Concejalía de Medio Ambiente ha recordado que los altavoces de los escenarios y las barras de las calles no deben superar los 80 decibelios, tal y como marca la legislación vigente.

Decenas de vecinos abandonan sus casas por las fiestas

La asociación vecinal del barrio ha lanzado la semana pasada un manifiesto, de cara a las fiestas de este año, en el que relata que decenas de vecinos de Chueca huyen estos días del barrio hartos del ruido, la suciedad y la multitud de estas celebraciones.

Entre las razones, alegan que "el atronador nivel de ruido" durante las tardes y gran parte de las noches de cinco días laborables y festivos, "es decir, de descanso para todos, impide el mínimo y necesario desenvolvimiento cotidiano, que implica actividad y descanso".

Piden más policía

En materia de seguridad, los vecinos exigen que la dotación de agentes suficientes "que velen tanto para que estas demandas se cumplan, como para que las situaciones de emergencia que afecten a participantes en las fiestas y a moradores del barrio puedan resolverse satisfactoriamente".

Soy gay y mis padres no lo saben

Homosexualidad en las aulas

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?