Lunes, 24 de Enero de 2022

Otras localidades

Reportaje:

Tu armario tiene Facebook

Hasta hace poco ni siquiera sabíamos lo que era una red social. Actualmente redes como Facebook o MySpace tienen millones de usuarios en el mundo. No contentos con eso, en El arte de las cosas han ideado una red social para sus diseños donde las prendas hablan por sí mismas

Las redes sociales llegan a los objetos de la mano de La Sociedad de las Indias Electrónicas.

Las redes sociales llegan a los objetos de la mano de La Sociedad de las Indias Electrónicas. / F.CRUZ

"Queridos congéneres...". Así comienza su relato un pantalón que, a través de su dueña, narra a diario sus aventuras y desventuras en el mundo textil. No es el único, hay más prendas que también cuentan su vida a través de sus compradores.

Más información

Puede parecer una locura, pero esta locura tiene nombre: live-clothing. Y no es sólo eso. Las prendas llegan al comprador con un pasado: quién las ha confeccionado, cuánto ha cobrado, qué materiales se han utilizado, dónde se ha cosido, incluso anteriores dueños... A partir del momento de la compra, el nuevo dueño se encargará de contar a través de Internet la vida de su prenda. Con un valor añadido: cuando te canses de ella, puedes devolverla. Si has sido un buen dueño y has dotado a tu prenda de una intensa vida cibernética, entonces te regalarán otra prenda o tendrás un descuento ¿Quién da más?

Esta innovadora idea de aunar las redes sociales con objetos como las prendas de vestir, algo único en Europa, surgió de la mente de los integrantes de la Sociedad de las Indias Electrónicas, entre ellos David de Ugarte y Natalia Fernández. Después de que la diseñadora Örlandooo realizara un viaje con los sastres nómadas del Himalaya, decidieron crear El arte de las cosas, una cooperativa dedicada a la producción social y medioambientalmente sostenible de spimes, y que tiene su sede en el número 37 de la calle Barco, en pleno centro de Madrid.

¿Qué es un spime?

Se trata de un objeto capaz de registrar información relativa a si mismo y a su entorno: su edad, su posición en el espacio, quién es su dueño, para qué ha sido usado... Incluso puede ser capaz de comunicarse con otros objetos y entablar conversaciones. "Si usamos tecnología de la información para entretejer historias en una cosa tangible, tenemos un spime. Hay objetos inertes y hay objetos que son puertas al imaginario. Con imaginario valen más", explica David, que a sus 39 años hace tiempo que se considera un defensor del movimiento ciberpunk, cuyo eslogan: La información quiere ser libre, se aplica a rajatabla en el concepto del live-clothing y los spimes. "En el mundo textil los secretos se guardan celosísimamente. Pero en el momento en que liberas la información, todo es comprobable. Nosotros queremos que haya transparencia y que el cliente interesado en temas sociales y medioambiente sepa quién ha hecho su prenda, con qué material y cuánto ha cobrado", añade.

Todas las prendas confeccionadas por El arte de las cosas son de reciclaje fácil y resistentes a los lavados. Utilizan tejidos naturales como el algodón, así como tintes naturales. "Cuando nos llega la ropa, tenemos que lavarla varias veces antes de exponerla, porque el tinte natural no se fija", cuenta Natalia, de 33 años, que se encarga además de manejar la contabilidad dela empresa. En cuanto al atrevimiento de iniciar una nueva aventura empresarial en plena crisis, su compañero David lo tiene claro: "La clave está en hacer tiradas pequeñas, ser modestos. No pretendemos competir con grandes cadenas como Zara".

En el poco tiempo de vida de esta tienda, inaugurada el pasadomes de mayo, sus dueños ya tienen anécdotas para dar y regalar. La última, una mujer que les pidió diseñarle su traje de boda. "Dijo que se casaba en septiembre y que le había gustado tanto el estilo de la ropa que quería que le confeccionásemos su vestido de novia. Y en eso estamos...", sonríe David.

El vino se apunta a les redes sociales

Al igual que ocurre con las prendas de El arte de las cosas, los vinos también se apuntan al movimiento spime a través de la empresa Somosene. La bodega del Montsant decidió poner en manos de esta empresa la promoción de su vino Cingles Blaus. La novedad consiste en un código de dos dimensiones impreso en la etiqueta de la botella de vino y que se lee con la cámara del móvil. Gracias a ello, se puede acceder a la web de la bodega, contactar con los dueños, expresar opiniones o compartir experiencias. La interactividad absoluta. Malena Fabregat, responsable de Somosene, afirma que es una forma de atraer a las nuevas generaciones de amantes del vino. Además, ofrece información al consumidor que normalmente no viene impresa en las etiquetas del vino. "El vino es considerado un alimento, no una bebida alcohólica, pero normalmente no se dicen los ingredientes ni los componentes. Nosotros contamos todo con este método", explica Malena.

Pros y contras

Miguel Guzmán, especialista en redes sociales de la empresa de comunicación Zenith Optimedia, no cree que esta iniciativa tenga mucho futuro: "Es necesario descargarse primero un programa desde Internet. Los mensajes multimedia aún son caros, así como la conexión a la red desde los móviles. Todo ello hace que se pierda inmediatez e interés por parte del público". En cuanto al live-clothing, su opinión es bien distinta: "Puede ser una herramienta muy efectiva entre los jóvenes para compartir opiniones sobre su ropa favorita. No olvidemos la influencia de las redes sociales, cuya audiencia aumenta cada vez más. Marcas como H&M o Victoria'Secret están haciendo algo parecido a través de Facebook, y con mucho éxito. La clave está en mantener el interés del público de manera continua con promociones y eventos", asegura.

Entrevista a los creadores de la Sociedad de las Indias Electrónicas en La Octava Planta de Cadena SER

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?