Sábado, 17 de Abril de 2021

Otras localidades

Las tropas españolas, obligadas a abandonar su base logística en Afganistán

Los soldados españoles abandonan Manás y pierden su base logística para Afganistán

Un militar español retira la bandera nacional del mástil de la base de Manás  en Kirguizistán el pasado 13 de Octubre (U.S. Air Force)

Un militar español retira la bandera nacional del mástil de la base de Manás en Kirguizistán el pasado 13 de Octubre (U.S. Air Force)

España se queda sin la base de Manás (Kirguizistan) un enclave determinante para la logística en Afganistán. Tras el fracaso de las conversaciones entre ambos gobiernos, el pasado 13 de octubre todo el contingente español se vio obligado a abandonar la base y replegarse en Herat.

Según han confirmado fuentes diplomáticas a la Cadena SER, los cerca de 60 soldados españoles destacados hasta ahora en la base Kirguís Manás se han visto obligados a replegarse temporalmente a la base afgana de Herat, después de que el pasado 13 de octubre el gobierno de Kirguizistán obligase a marcharse al destacamento español de Manás, un enclave logístico crucial para las operaciones en Afganistan.

España se ha quedado de este modo sin un punto vital en la ruta de entrada y salida de personal y material para la misión en Afganistan en un momento especialmente sensible: cuando han de materializarse los nuevos envíos de efectivos anunciados por el gobierno y en mitad de las rotaciones a las que obligará la permanencia en el terreno de los cerca de 450 soldados españoles que conforman el refuerzo militar español para los próximos comicios afganos del 7 de noviembre.

Hasta ahora las instalaciones de Manás, bajo paraguas americano (Estados Unidos utiliza esta base aérea desde 2002 para abastecer a sus tropas en Afganistán) albergaban el destacamento español Mizar, del Ejército del Aire. Más de medio centenar de efectivos y dos aviones Hércules C-130. Los Hércules realizaban vuelos para el relevo de tropas y evacuación de heridos. Los militares, y los materiales, viajaban desde España hasta la base Manás y desde allí volaban a territorio afgano en avión militar.

De manera transitoria y según han confirmado fuentes diplomáticas a la SER, los aviones militares españoles que antes hacían escala en Manás, están entrando directamente en territorio afgano aterrizando en la base de Herat. Sin embargo, está solución sólo puede ser temporal ya que no todos los vuelos pueden aterrizar en la base Afgana. Los vuelos con personal español para los relevos, que fleta Air Europa periódicamente, no pueden aterrizar en la base de Herat por lo que el ministerio de Asuntos Exteriores, ha de buscar una solución con urgencia.

España necesita un nuevo enclave para establecer un centro de apoyo logístico para el contingente español en Afganistán. Una nueva base que, según fuentes de la inteligencia militar, habrá de establecerse cuanto antes para no poner en riesgo la operatividad de la misión más compleja y peligrosa de las que España mantiene en el exterior.

España y Francia fracasaron en las negociaciones

Kirguizistán dispuso en febrero pasado el cierre de la base (la única con la que cuenta EEUU en Asia Central) y revocó los acuerdos suscritos con 11 países que la utilizaban entre ellos España. El Gobierno de Kirguizistán, en sus negociaciones con España al igual que con Francia, planteó que los gobiernos pagasen el aterrizaje y despegue de los aviones y los servicios de navegación aérea.

Según fuentes del departamento de Miguel Ángel Moratinos, una delegación española viajó al país a principios de octubre para renovar el acuerdo (un acuerdo de 2002 sobre el empleo de Manás, entonces como base aérea de Estados Unidos) pero pese al convencimiento con el que regresó la delegación diplomática española, la conversaciones no prosperaron. Los soldados españoles y las aeronaves destacadas en Manás tuvieron que abandonar la base pocos días después de la vista de los diplomáticos al expirar el acuerdo vigente el pasado 13 de octubre. Junto a España, también Francia hubo de salir de la base.

La base de Manás se ha utilizado hasta ahora como un centro logístico clave para las operaciones militares de varios países de la OTAN en Afganistán pero principalmente para las de EE UU. Su clausura habría reducido aún más las vías de suministro de la coalición en un momento en el que el presidente de EEUU, Barack Obama, planea enviar 30.000 soldados más a Afganistán. La nueva administración americana no podía permitírselo.

Obama pasó por caja

En agosto pasado el Gobierno kirguís atendió las peticiones de EEUU y accedió a transformar la base en un centro de tránsito de cargamentos hacia Afganistán. Pero no lo hizo gratis, Estados Unidos ha logrado finalmente quedarse con la base aérea de Manas por una tarifa de 180 millones de dólares y a cambio de que la base se llame ahora "centro de logística" para mercancías no letales.

Sin embargo, Kirguizistán no tiene derecho a inspeccionar los materiales que EEUU transporte a través de la base, por ello, la naturaleza de Manás no ha cambiado realmente y sigue siendo un centro de transportes vital para las operaciones militares americanas en su lucha contra los talibanes. Eso sí, después de un importante factura.

Además del alquiler anual de 60 millones de dólares, más del triple de la cantidad que pagaba EEUU hasta ahora, Kirguizistán recibirá también 67 millones de dólares para mejorar la infraestructura del aeropuerto, 20 millones en ayudas económicas y 32 millones para ayudar a luchar contra el terrorismo.

La mano fría de Rusia

El presidente Kirguís anunció por primera vez su intención de cerrar la base americana, a principios de año en Moscú. Lo hizo después de reunirse con su homólogo ruso, Dmitri Medvédev, quien aceptó conceder a Kirguistán un crédito de 2.000 millones de dólares, otros 150 millones en ayudas y la condonación de parte su deuda.

Muchas voces de la alianza vieron en la maniobra un golpe maestro del Kremlin que en los últimos años, ha mostrado repetidamente su malestar por la presencia de fuerzas de la OTAN en lo que considera su patio trasero. Moscú, que se desvinculó en su momento de cualquier decisión sobre la base, también ha tomado la precaución de no mostrar su malestar por el acuerdo alcanzado con el gobierno americano, limitándose a afirmar que Kirguizistán tiene el "derecho soberano" a alcanzar los consensos que desee con EE.UU.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?