Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

Berlusconi renuncia a censurar las 'webs' violentas

Después de una reunión con directivos de Facebook, Google, Microsoft y otros proveedores de internet, el gobierno italiano buscará una solución a través de un código de conducta compartido

El Gobierno italiano ha renunciado a sus planes de censurar las páginas web que instan a la violencia, dentro de las medidas anunciadas después de la proliferación en internet de páginas web de admiradores del agresor del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

El ministro del Interior, Roberto Maroni, miembro de la Liga Norte, había hablado en un primer momento de bloquear mediante un decreto las páginas web que, a su juicio, incitan al odio.

Sin embargo, tras reunirse con directivos de Facebook, Google, Microsoft y otros proveedores de internet, Maroni dijo que buscará una solución a través de un código de conducta compartido, en vez de mediante una nueva ley.

"El camino a seguir es encontrar un acuerdo con todos los implicados y evitar forzar a través de nuevas medidas", declaró el ministro a la prensa. "Si se encuentra este acuerdo, sería el primero de este tipo en el mundo", señaló. Asimismo, avanzó que en enero se retomarán las negociaciones.

Los aliados de Berlusconi observaron con indignación la multiplicación en internet de manifestaciones a favor de Massimo Tartaglia, el hombre que lanzó a la cara al primer ministro una réplica en miniatura de la Catedral de Milán después de un mitin el 13 de diciembre, principalmente en Facebook y YouTube.

Facebook informó la semana pasada en un comunicado de que tomaría acciones urgentes para eliminar cualquier contenido que incluyera amenazas directas contra algún individuo del cual fueran informados. Además, cerró el grupo de admiradores de Tartaglia, después de que 100.000 usuarios se sumaran a éste en menos de 48 horas, aunque al menos dos grupos de apoyo a Tartaglia seguían visibles este martes en la red social.

Por otro lado, ha aparecido un vídeo en YouTube que pone en duda la autenticidad de la agresión e insinúa que fue un montaje.

El comunicado de Facebook añadía que aunque no está permitido promover la violencia o hacer amenazas a través de sus páginas, "los debates online simplemente reflejan lo que ocurre offline, donde las conversaciones entre personas tienen lugar libremente en casa, por teléfono o email". La red social tiene más de 12 millones de usuarios activos en Italia, lo que equivale a un 20% de la población del país.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?